27 de septiembre de 2020 27/9/20

El Museo de Cerámica de l’Alcora presenta su colección de lápidas cerámicas

El Museo de Cerámica de l’Alcora presenta su colección de lápidas cerámicas - (foto 1)
  • La muestra “La cerámica y la muerte” se inaugurará el próximo 30 de marzo

Entre los ricos fondos que conserva el Museo de Cerámica de l’Alcora, se encuentra una completa colección de lápidas funerarias en cerámica, probablemente la más completa en su estilo de las conservadas en los museos españoles. Se trata de un conjunto de 135 ejemplares, datados casi todos en el siglo XIX. La mayor parte de ellas fueron rescatadas del cementerio municipal a mediados de la década de 1970, siendo almacenadas en dependencias municipales hasta su traslado al Museo en 1994.

Tras el correspondiente proceso de limpieza y catalogación, fueron objeto de una exposición monográfica en 1996. 14 años después, se presentan de nuevo en público para dar testimonio de un uso de la cerámica que gozó de gran aceptación en el siglo XIX.

La exposición está integrada por más de un centenar de laudas sepulcrales, la mayoría, con una sencilla decoración, y otros ejemplares de indudable valía artística. Cuenta, además, con textos de Eladi Grangel (director del Museo) y José Manuel Puchol (Cronista Oficial de la villa) que ayudan a contextualizar las personas y hechos de las lápidas más relevantes: algunos maestros de la Real Fábrica de Loza y Porcelana del Conde de Aranda, personalidades sociales y políticas, la Batalla dels Barrancons, etc. Una buena oportunidad para aproximarse a la historia de l’Alcora desde una óptica diferente.

Más allá de infundados prejuicios o morbosa curiosidad, esta colección debe ser vista como una valiosa fuente de información histórica y cultural. Histórica porque algunos ejemplares mencionan hechos acaecidos tiempo atrás (guerras, epidemias…), y cultural en tanto que es reflejo de las modas artísticas (ornamentación) o literarias (epitafios) del momento, en torno a un hecho tan cotidiano y universal como la muerte. Como dijo el periodista Luis Carandell, “un cementerio es como un libro: una publicación en piedra [en este caso, en cerámica], un medio de comunicación social”.

Subir