6 de agosto de 2020 6/8/20

L’Alcora concluye la puesta en valor de la báscula municipal con la realización de un mural artístico

L’Alcora concluye la puesta en valor de la báscula municipal con la realización de un mural artístico - (foto 1)
  • En la actualidad es un Centro de Interpretación

  • Desde el exterior se puede ver la evolución histórica de las tres básculas que ha tenido la localidad, así como distintos utensilios, documentos y maquinaria que formaron parte de su día a día

El Ayuntamiento de l’Alcora ha finalizado esta semana la puesta en valor de la que fue la última báscula municipal, ubicada en la carretera de Onda.

La actuación ha consistido en la realización de un mural artístico de 12 x 11 metros en la pared contigua, en el que se reflejan diferentes fotos antiguas relacionadas con el ámbito de la báscula y el transporte.

Ha sido elaborado por José Rambla, muralista y diseñador gráfico, pionero del grafiti en Castellón. Se trata de una obra realizada con spray a mano alzada, con la que el artista ha conseguido el máximo realismo.

El concejal de Promoción Económica, Robert Tena, impulsor de la iniciativa, ha elogiado el trabajo llevado a cabo por Rambla, resaltando el “magnífico” resultado del mural, que ha supuesto el “broche de oro” a la puesta en valor de la báscula, convertida ahora en un Centro de Interpretación.

Sobre los trabajos anteriores, Tena ha recordado que el pasado año 2019 se realizó el recubrimiento de la fachada con cerámica, se colocó un gran rótulo, se ampliaron los ventanales, se instalaron cristaleras en los mismos y se acondicionó el interior, pintando y colocando mobiliario de la época y paneles informativos.

El centro está pensado para que desde el exterior se pueda ver la evolución histórica de las tres básculas que ha tenido l’Alcora, así como distintos utensilios, documentos y maquinaria que formaron parte de su día a día.

“Esta iniciativa forma parte del plan de recuperación del patrimonio histórico e industrial de l’Alcora y rinde homenaje a una de las actividades íntimamente ligadas con la evolución y desarrollo de la economía alcorina”, ha explicado el concejal.

Tena ha querido agradecer la colaboración del Cronista Oficial de la Villa, José Manuel Puchol, y del fotógrafo Javier Nomdedéu en el desarrollo de la iniciativa, mediante la aportación de datos y documentación escrita y gráfica.

 Ubicaciones de la báscula municipal

Como recuerda José Manuel Puchol, la báscula municipal de l’Alcora ha estado situada en diferentes ubicaciones:

La primera fue la plaza del Convento, entre la fachada de la Iglesia de San Francisco y el grupo de viviendas de la CAMP. Su espacio ocupaba parte del frontis de los dos edificios. El 30 de noviembre de 1951 se aprobó el contrato con el Grupo Azulejero para la instalación de dicha báscula, de hasta 20 toneladas.

En abril de 1962, como consecuencia de haberse concedido el antiguo convento franciscano a la Caja de Ahorros y Monte de Piedad para la construcción de viviendas, y próximo su derribo, procedió trasladar la báscula municipal. Así, su segunda ubicación fue el chaflán entre la travesía/carretera de Onda, junto a la propiedad de D. Guillermo Badenes Herrero (almacén de materiales de construcción). En noviembre de ese mismo año se autorizó la adquisición de una nueva báscula, pero esta, de hasta 40 toneladas de capacidad.

En enero de 1973, teniendo en cuenta la capacidad de carga de los actuales camiones, se autorizó la compra de una báscula de hasta 100 toneladas, que es la que se conserva en la actualidad, instalada en la carretera de Onda. En agosto de 1973 se acordó comprar los terrenos a D. Francisco Martí Montoliu y que el arquitecto D. José L. Gimeno señalara el terreno necesario para la instalación. El 8 de noviembre de 1973 se autorizó la compra de un total de 432,05 m² por un importe total de 191.775 pesetas.

Subir