22 de febrero de 2020 22/2/20

La Guardia Civil detiene al presunto autor del doble homicidio de L’Alcora

    La Guardia Civil ha detenido, en el marco de la Operación Junkie, a un varón, vecino del Grao de Castellón, como presunto autor de los delitos de homicidio doloso, homicidio incompleto y un delito contra la salud pública (tráfico de drogas).

    A raíz de la muerte del joven S.G., de 27 años de edad; y de M.D.T., de 50 años, junto con el desvanecimiento de V.N.E., de 19 años, en la vivienda que habitaban en L’Alcora el pasado 31 de octubre, la Guardia Civil inició una compleja investigación para aclarar los hechos que allí sucedieron.

    Todos los indicios apuntaron en un primer momento a una posible sobredosis por la ingesta de diversas sustancias psicotrópicas, habitual en personas drogodependientes. Pero, ante el hecho de que V.N.E. sobreviviera habiendo consumido el mismo tipo de sustancia que su madre y su novio (supuestamente consumidores habituales de otras drogas y medicamentos depresores del Sistema Nervioso Central), y que dicha sustancia apareciera en los análisis toxicológicos realizados a los fallecidos y a V.N.E., los agentes de la Guardia Civil valoraron la posibilidad de que en los hechos hubiera implicada una tercera persona.

    La sustancia que tomaron V.N.E., junto con su novio y su madre era metadona, fármaco que se usa como sustitutivo de adicciones a opiáceos. Dicho fármaco está indicado con una formulación especial para la persona a la que ha sido dispensado, pudiendo causar la muerte si se toma más dosis de la indicada o la consume una persona que no está habituada a su consumo. Este es el caso ante el que se encontraron los agentes de la Guardia Civil ya que, supuestamente, esta droga le había sido recetada al detenido con una dosis individualizada a sus características de tolerancia a la misma. Al vender dicha droga a personas que no tenían la misma tolerancia, el consumo de la misma pudo ocasionar el fallecimiento del joven y la madre de V.N.E.

    A raíz de estos hechos los agentes de la Guardia Civil comenzaron una laboriosa investigación con el fin de localizar el origen de la metadona.

    Finalmente, los agentes tuvieron sospechas de quien podría ser la persona que vendió la droga, una persona conocida por la Guardia Civil ya que le constaban varios antecedentes por tráfico de drogas y robos con violencia. No obstante, la detención no se ha producido hasta que se confirmó la hipótesis barajada por los agentes a raíz del informe emitido por el Instituto Nacional de Toxicología.

    Al detenido, L.M.D.H., de 37 años de edad, y nacionalidad española, se le considera presunto autor de dos homicidios por la muerte de M.D.T y de S.G.; de un homicidio incompleto y de un delito de tráfico de drogas al usar supuestamente su condición de beneficiario de la asistencia con metadona para hacer negocio al vender la misma a terceras personas.

    El detenido pasará a disposición judicial en el día de hoy.

    La detención ha sido llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil de Benicàssim.

    Subir