27 de noviembre de 2020 27/11/20

El BLOC califica de fraude electoral que el PP retrase la decisión sobre la incineradora a después de las elecciones

    El portaveu del BLOC en la Diputació de Castelló, Enric Nomdedéu, ha recordado a la consellera de Medio Ambiente, Isabel Bonig, la definición de fraude según la Real Academia: “Acción contraria a la verdad y a la rectitud, que perjudica a la persona contra quien se comete” y ha afirmado que Medio Ambiente podria estar cometiendo un fraude electoral si dilata voluntariamente a después del 20-N una decisión ya tomada. “Retrasar a consciencia al 21-N la decisión de no paralizar la incineradora es una acción contraria a la rectitud, que perjudica a los vecinos de l'Alcora y eso, según el diccionario, se llama fraude”.

    En este sentido, el portavoz del BLOC en el Ayuntamiento de l'Alcora, Víctor Garcia, ha recordado que los nacionalistas ya anunciamos que íbamos a denunciar cada día que pase la falta de decisión de la Conselleria. “La consellera retrasó, unilateralmente y comunicándolo sólo a la prensa la toda de decisión que afecta directamente a los vecinos de l'Alcora. Eso nos parece una falta de respeto a los alcorinos y a su ayuntamiento. Pero además, nos parece una falta de valores democráticos el intento del PP de retrasar una decisión que seguramente ya está tomada por el miedo a las consecuencias electorales”. En este sentido se mostró rotundo: “Si el PP va a hipotecar la salud y el futuro de nuestros hijos, que tenga la valentía de dar la cara, y que nos lo dia ahora, antes de elecciones”.

    Garcia recordó que el 2 de sepitembre salí de la conselleria el informe que afirmaba que “Considerando que ante la nueva documentación aportada por el ayuntamiento de l’Alcora resulta necesario y determinante para la resolución del recurso la emisión de informe por parte de la Abogacía General de la Generalitat (...), se suspende la tramitación del recurso de alzada hasta la recepción del mencionado informe, comunicàndose el presente oficio a los interesados”. García teme que la resolución de la abogacía de la generalitat esté ya tomada pero que se esté ocultando por motivos electorales.

    Subir