20 de septiembre de 2020 20/9/20

Barrachina: “La aplicación del IVA reducido supondrá un ahorro de 92 millones de euros al año al sector azulejero

Barrachina: “La aplicación del IVA reducido supondrá un ahorro de 92 millones de euros al año al sector azulejero - (foto 1)
  • Ricardo Martínez pide a Zapatero que trabaje en la línea de la Generalitat Valenciana

  • Salvador Aguilella considera “indispensable” una reducción de las tarifas energéticas

  • Merche Mallol pide al PSOE que “escuche” a los ciudadanos, que son los que lo están “pasando mal”

El diputado nacional del Partido Popular de Castellón y coordinador del área de Economía y Empleo, Miguel Barrachina ha afirmado hoy que “con la aplicación del IVA reducido al sector cerámico, se producirá una reducción de costes de 92 millones de euros al año”.

Miguel Barrachina ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana en la sede del PP de Castellón para presentar la moción que los grupos municipales populares de los 25 ayuntamientos relacionados directamente con el sector cerámico, así como en la Diputación de Castellón, en la que se pide al Gobierno Central que aplique el IVA reducido al sector azulejero.

En la rueda de prensa, Barrachina ha estado acompañado por el coordinador del área de Industria, Ricardo Martínez, y los portavoces de Onda y l’Alcora, Salvador Aguilella y Merche Mallol.

El diputado nacional ha explicado que “la moción que presentamos en los ayuntamientos relacionados con la industria azulejera, y en todos aquellos que quieran sumarse a esta petición al Gobierno Central, proponemos una solución que sirva de cura para la situación actual del azulejo”, ya que ha afirmado que “con la decisión del Ejecutivo de Zapatero de subir dos puntos el IVA a partir de junio, el sector incrementará sus costes en más de 20 millones de euros al año, lo que supondrá un golpe tremendo a un sector que ha perdido un 36% de su empleo en estos dos años”.

Barrachina ha afirmado que “aunque nos alegramos de la decisión del Gobierno Central de seguir la iniciativa de la Generalitat Valenciana y aportar un millón de euros para prejubilaciones, se trata, en el caso del Ejecutivo de Zapatero, de una medida paliativa de la administración que tiene, en definitiva, las competencias para poder ayudar al sector”.

En este sentido, Barrachina ha considerado que “el Estado debe aportar soluciones en la causa de la crisis y no sólo paliar las consecuencias”, por lo que ha pedido al gobierno que “tiene que esforzarse a nivel tributario, rebajando el IVA al 8% en lugar de subirlo al 18%, a nivel energético, reduciendo el coste de la energía y a nivel de crédito, que es la gasolina para el fórmula 1 que es el sector cerámico y que, debido a la voracidad del Estado, se está quedando sin la posibilidad de pedir créditos para poder funcionar”.

El diputado nacional ha lamentado que “Zapatero sólo tenga en mente medidas que hunden aún más al sector en lugar de aportar soluciones”, puesto que ha asegurado que “tanto la subida del IVA como la supresión de la deducción por la compra de vivienda que se aplicará en enero de 2011 van a ser dos golpes tremendos y muy difíciles de superar para el sector”.

Por su parte, el coordinador del área de Industria, Ricardo Martínez, ha afirmado que “el sector cerámico ha demostrado históricamente ser una industria que no necesita peces, sino cañas, porque ha sabido reinventarse y adaptarse al paso del tiempo”, por lo que ha considerado que es imprescindible que el Gobierno Central “le ofrezca ayudas y soluciones, como está haciendo la Generalitat Valenciana”.

En este sentido, Martínez ha destacado que el Consell ha presupuestado, para 2010, un total de más de 17 millones de euros en distintas ayudas, que pasan tanto por la investigación y desarrollo a través del IMPIVA, la recolocación de empleados del sector, las prejubilaciones, la internacionalización de empresas, la promoción de la cerámica en el exterior, en ferias internacionales en países consumidores de cerámica, y en estrategias de diversificación,

El también diputado autonómico ha afirmado que se trata de un empeño de la Generalitat Valenciana y del PP, el de ayudar a un sector imprescindible para la provincia y la Comunitat, y que “lleva haciéndolo ya dos años, desde el comienzo de la crisis que ha afectado de manera notable al sector”.

Por su parte el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Onda, Salvador Aguilella, ha afirmado que “las administraciones que tienen las competencias necesarias pueden y deben ayudar al sector” y que es “tarea de las administraciones locales pedirlo” para que la industria azulejera pueda recuperar la senda de la creación de empleo.

Aguiella ha afirmado que “lo que es evidente es que cuantos más gastos, menor es la competitividad”, algo que el Gobierno Central podría contrarrestar muy fácilmente, por ejemplo, reduciendo las tarifas energéticas, que han supuesto un aumento de más de un 20% en los 2 últimos años en luz (lo que suponen 50 millones de euros más al año de costes) y un 30% en el gas (que aumenta los costes del producto en 40 millones de euros al año)”.

“Estos incrementos se reflejan en un aumento de precios en el producto final, lo que resta competitividad al sector con respecto a la producción de otros países”, ha comentado Aguilella, por lo que ha pedido al Gobierno Central que “proponga un sistema adecuado de tarificación energética”, además de ayudar en el crédito y avalar las exportaciones.

Finalmente, la portavoz popular en l’Alcora, Merche Mallol, ha explicado que “ayudando a la industria azulejera, ayudamos también a los trabajadores de esta industria, que día a día nos piden trabajo, porque no pueden acceder a él”, por lo que ha recordado que “no hace un mes que pedía auxilio al Gobierno Central para que nos escuchen y entiendan que el problema tiene una solución que pasa por ayudar específicamente al sector y no gravarlo más”.

En este sentido, Mallol ha pedido a los dirigentes socialistas en Madrid “que nos escuchen, que escuchen a los ciudadanos que necesitan trabajar y para los que la situación actual es tremendamente acuciante”, por lo que ha pedido que “nos unamos todos para ayudar a un sector que, como ya ha demostrado, con un poco de ayuda, puede salir adelante.

Subir