5 de marzo de 2021 5/3/21

Las piscinas municipales de Alcoy contabilizan un total de 15.858 usuarios durante el mes de julio

Las piscinas municipales de Alcoy contabilizan un total de 15.858 usuarios durante el mes de julio - (foto 1)
  • Las piscinas de Caramanxel y Batoi han tenido que cerrar de forma puntual en alguna ocasión por completar el aforo del 75%

En una campaña marcada por las medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia del Covid-19 las piscinas de la ciudad siguen siendo una de las opciones preferentes entre los ciudadanos para pasar los meses de verano

Durante el pasado mes de julio accedieron 8.087 personas a la Piscina José Trenzano Alós, un total de  4.596 a la Piscina de Caramanchel y 3.175 a la de Batoy. La cifra total de asistentes a las tres piscinas municipales de la ciudad es de 15858 personas durante este mes.

Las cifras de este mes atípico de julio de 2020 son inferiores a las del mismo mes de años anteriores debido en gran medida al contexto en el que nos encontramos marcado por el Covid -19 y que ha obligado a suspender algunas de las actividades lúdicas que se venían realizando años atrás que reunían a un gran número de jóvenes bañistas como por ejemplo las “Fiestas del Agua” que se realizaban en la piscina José Trenzano Alós durante varios días alternos y que en este mes de julio por motivos de aforo y seguridad no se han podido llevar a cabo. También se ha eliminado la entrada gratuita para mayores de 65 que también se realizaba en algunas ocasiones durante años pasados, así como  actividades como conciertos. Podemos ver la asistencia total en julio de otros años, 2017: 22.921, 2018: 22.611 y  2019: 25.323.

La reducción del aforo al 75% de la capacidad total en las tres instalaciones ha obligado en alguna ocasión puntual durante este mes de julio a cerrar por aforo completo las piscinas de Carmanchel y Batoy procediéndose al poco tiempo a su apertura a medida que algunos usuarios abandonaban la instalación permitiendo así la entrada de otros.

Otro dato destacable durante el mes de julio es el uso que de las piscinas han podido hacer las diferentes Escuelas de Verano que han solicitado acceder a las mismas y que de forma escalonada y organizada desde el Centre d’Esports lo han hecho, atendiendo de este modo a la demanda por parte de este numeroso colectivo y dando la opción a los más pequeños a poder tener un mes de julio lo más “normal” posible dentro del cuidado y respeto por las medidas adoptadas para el uso de dichas instalaciones.

A destacar como nota negativa, algunos actos esporádicos de vandalismo en las instalaciones y que esperemos no se repitan ni lo que queda de campaña estival ni en próximas.

Subir