29 de febrero de 2020 29/2/20

El alcohol supone más del 60% de las urgencias hospitalarias por adicciones

  • La Generalitat destina más de dos millones de euros a la prevención del alcoholismo

  • El alcohol continúa siendo la primera sustancia por la que los pacientes solicitan tratamiento en la Comunitat Valenciana

Sofía Clar, directora general de Asistencia Sanitaria de la Conselleria de Sanitat, ha inaugurado hoy una jornada en Valencia, una Jornada sobre las Estrategias Avanzadas en el tratamiento de los pacientes dependientes del alcohol. Esta misma Jornada que ha sido clausurada por Manuel Escolano, secretario autonómico de la misma conselleria, se ha contado además con la participación del Delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco de Asís Babín.

La directora general ha puesto de relieve que la Comunitat Valenciana ha sido pionera en el abordaje de la dependencia del alcohol, tanto desde el aspecto asistencial como preventivo. Prueba de lo anterior es que en el año 1997 se crearon, dentro de las Unidades de Conductas Adictivas (UCAS), las Unidades de Alcohología dirigidas a la asistencia de pacientes que presenten diagnósticos de abuso o dependencia al alcohol. Actualmente hay 38 UCAS y cinco de ellas cuentan con la Unidad de Alcohología.

Las UCAS han supuesto la normalización de la asistencia sanitaria para el tratamiento de cualquier tipo de enfermedad adictiva dentro del sistema sanitario público y por tanto accesible y gratuito. Se trata de unidades de apoyo a los equipos de Atención Primaria.

Por otra parte, el Sistema Autonómico Valenciano de Información en Adicciones (también conocido por sus siglas como SAVIA) dispone del SECAD o Sistema de Evaluación de la Calidad Asistencial en Drogodependencias que está constituido por una serie de indicadores que permiten evaluar el tratamiento de los pacientes. En el SECAD se incluye variables específicas sobre tratamiento de alcohol que proporcionan una información valiosa de cara a diseñar estrategias avanzas para la atención de los pacientes dependientes.

Según los datos obtenidos en el Indicador de Demanda de Tratamiento, facilitado por las UCAs, en los últimos 10 años más de 115.000 pacientes, que presentan en su mayoría problemas de Alcohol y Cocaína, han solicitado iniciar el tratamiento ambulatorio en estos recursos.

En el mismo periodo las Urgencias Hospitalarias motivadas por adicciones pasaron de ser protagonizadas por la Heroína a ser el Alcohol el que centra la atención de más del 60% de las urgencias hospitalarias en la Comunitat Valenciana. En la actualidad el Indicador de Tratamiento apunta una disminución en el consumo de un 10% por lo que cabe esperar que se confirme esta tendencia ya que prácticamente la incidencia de todas las sustancias adictivas ha decrecido.

Aunque las notificaciones de Demanda de Tratamiento por alcohol han disminuido respecto al 2011 (en un 11,65%), se continúan manteniendo como la primera sustancia por la que los pacientes solicitan ayuda. El alcohol es el responsable del 34% del total de notificaciones realizadas, de las cuales en el 67% de los casos se trata de su primer tratamiento.

Reforzar la prevención

Dada que para la Conselleria de Sanitat es fundamental el abordaje de toda la problemática relacionada con el alcohol se cuenta con más de 70 Unidades de Prevención Comunitaria y varios programas de prevención. A la financiación de estos recursos la Generalitat ha destinado en 2013 más de dos millones de euros. Este presupuesto se destina al desarrollo de políticas y actuaciones preventivas en sus diferentes niveles (universal, selectiva e indicada), y ámbitos (escolar, familiar, comunitaria y laboral). Su finalidad es el llevar a cabo las acciones necesarias para evitar o reducir los usos y abusos de drogas u otro tipo de comportamientos adictivos así como la reducción de los riesgos y daños que pudieran generarse.

A esta finalidad se unen otras, como las de promover la conciencia social ciudadana sobre el uso de drogas, potenciar entre los más jóvenes las habilidades personales y sociales ante la oferta de drogas, establecer nuevas estrategias acordes a las necesidades emergentes y revisar la normativa actual en materia preventiva. Se pretende en definitiva que los diferentes niveles y ámbitos de prevención ayuden a la creación de nuevos factores de protección mientras disminuyen los factores de riesgo.

Subir