28 de noviembre de 2020 28/11/20
Por falta de licencia

Suspendido el festival del Marenostrum a 24 horas de abrir sus puertas

Suspendido el festival del Marenostrum a 24 horas de abrir sus puertas - (foto 1)
  • La organización ha anunciado a primera hora de este jueves que se veía obligada a tomar esta decisión ya que no contaba con una licencia de Ley de Costas

  • Casi 20.000 jóvenes se han visto afectados por esta decisión, que muchos de ellos han conocido al llegar al recinto para recoger su pulsera de acceso

MÁS FOTOS
Suspendido el festival del Marenostrum a 24 horas de abrir sus puertas - (foto 2)

Estupor y sorpresa entre los jóvenes que se acercaban esta mañana de jueves a recoger su pulsera de acceso para el festival del Marenostrum que se iba a celebrar a partir de este viernes. Sorpresa porque al llegar se encontraban con una verja que impedía el acceso al recinto. “El festival no se va a celebrar, acaba de suspenderse”, comunicaba la Policía Local a los primeros que iban llegando a la zona.

La noticia llegaba a media mañana y a a penas 24 horas para que comenzara el festival. Los organizadores lo hacían público a través de un comunicado en el que reconocían este cambio de última hora “por causas ajenas a la organización”. Concretamente, la suspensión del evento se debe a que les falta la licencia de actividad de la Ley de Costas, autorización que da la Consellería de Medio Ambiente.

Ante esta situación, el ayuntamiento de Alboraia les ha enviado este jueves una notificación donde les "obligan a desmontar las instalaciones”. Según los organizadores contaban con ocho autorizaciones positivas de diferentes administraciones públicas y a cinco días de la apertura del festival "el servicio de costas de la Conselleria envió un informe negativo teniendo presentada toda la documentación en Enero de 2016”.

Este es el panorama que se encontraban muchos al llegar a la zona, las máquinas comenzaban a desmontar los escenarios, iluminación etc. “Hemos llegado y nos hemos encontrado con que el festival no se hace”, cuentan Miguel y Lluna, dos vecinos de Alboraia y Port Saplaya visiblemente decepcionados. Denuncian que no hay nadie de la organización para informarles: “Queremos reclamar pero nadie nos da información”. La misma situación es la que vive Alberto, que ha venido desde Madrid para asistir al festival: “Llegué ayer y hoy me levanto con esta noticia”.

Son solo tres de los 20.000 afectados, muchos de ellos vienen de diferentes puntos de España por lo que la noticia les ha pillado de camino o ya habiendo aterrizado en Valencia. De hecho, a última hora de este miércoles la organización emitía otro comunicado bien distinto, insistiendo en que el festival se mantendría.

Ni siquiera al personal de servicio se le ha comunicado esta decisión hasta media mañana. Los encargados de seguridad contratados por la empresa han seguido trabajando hasta las 10:45, hora en la que han conocido la suspensión y han retirado los efectivos. “Llevamos trabajando desde el pasado 27 de junio y vamos a exigir que se nos pague por dichos servicios”, explicaba a elperiodic.com Andrés, un seguridad de la organización.

¿Qué pasa con las entradas compradas?

Lo cierto es que desde la organización no han aclarado qué va a pasar con el importe de las entradas vendidas aunque aseguran que van a reunirse para ver qué hacer con ellas. En una rueda de prensa convocada en el último momento, tanto la organización como el Ayuntamiento de Alboraya han anunciado que pedirán responsabilidad a la Conselleria de Obras Públicas.

Asimos, desde FACUA Comunidad Valenciana piden al Marenostrum que garantice “de inmediato” la devolución de entradas y recuerdan a los usuarios que también pueden reclamar a la promotora todos los gastos derivados, tales como billetes de transporte o alojamiento.

Además, informa a los jóvenes afectados de que pueden acudir a los tribunales de justicia para interponer una demanda de reclamación de cantidades, un proceso para el que no es necesaria la asistencia de abogado ni procurador cuando no se superan los 2.000 euros.

Mientras, miles de jóvenes siguen a la espera de qué pasará con el dinero invertido en las entradas de un festival que, finalmente, no abrirá sus puertas.

 1 comentario
Fulanitos de tal
Fulanitos de tal
08/07/2016 12:07
Q cara estos de los festivales

Q cara, no tienen permiso, no aportan un duro al ayuntamiento, encima sacan subvenciones y sin sacar permisos ni atender a requerimientos técnicos, quieren q el ayuntamiento ahora les pague las entradas a los niños q van al festival... Q cara más dura, lo q no saben es q vender entradas de algo q no pueden hacer porq sencillamente no hay permiso es Estafa

Subir