29 de octubre de 2020 29/10/20

IES La Patacona de Alboraya ha estrenado instalaciones este año gracias a Algeco

IES La Patacona de Alboraya ha estrenado instalaciones este año gracias a Algeco - (foto 1)

    Este nuevo curso 2018/2019 ha comenzado con muy buenas noticias para los estudiantes del IES La Patacona de Alboraya, en Valencia, ya que han estrenado sus nuevas instalaciones modulares. El proyecto se ha realizado sobre un total de 684 m2, y gracias al buen hacer de la empresa Algeco se ha logrado finalizar en un tiempo récord pudiendo, además, por fin, sustituir los antiguos barracones, mejorando sustancialmente la calidad de las instalaciones para todos sus alumnos.

    Estas nuevas aulas prefabricadas no hacen más que demostrar el compromiso social de la empresa Algeco para dotar a un colegio del espacio necesario para poder atender todas las necesidades de escolarización de la zona, donde se ha visto y aún se sigue viviendo un fuerte incremento del número de alumnado, pero no de los centros para acogerlos.

    ¿Cómo se ha aumentado la calidad de las instalaciones?
    Como decimos, este instituto ha tenido que acoger a un gran número de alumnos en los últimos años, un crecimiento en la demanda de la zona que obligó a la Consellería de Educación a duplicar su capacidad, pero se hizo de manera precipitada con la instalación provisional de barracones que no ofrecían la calidad y las condiciones de confort básicas y necesarias para los alumnos, lo que provocó el descontento de muchos padres durante el curso pasado.

    Para solucionar esta situación, con la colaboración de Algeco, fabricante de contenedores de almacenaje, arquitectura modular y fabricante de módulos prefabricados, se ha creado un nuevo complejo modular compuesto por aulas prefabricadas de calidad superior. Así, con esta construcción modular que ha sustituido a los barracones se han solucionado todas las deficiencias que estaban sufriendo tanto los alumnos, como los profesores y la dirección del centro. Con este proyecto se ha conseguido demostrar sobradamente las calidades tan superiores de habitabilidad y confort que ofrecen los colegios modulares.

    Estas nuevas instalaciones han dotado a este centro de cuatro aulas de secundaria, dos talleres dedicados a la electrónica, un aula para informática y un salón de actos, cumpliendo con las mejores calidades de seguridad constructiva con un gran acabado y proporcionando un gran aislamiento, tanto térmico como acústico.

    Este modo de construcción además permite una gran flexibilidad a la hora de hacer nuevas adaptaciones tantas como sean necesarias, previendo un crecimiento futuro y consiguiendo que tanto los alumnos como los profesores del centro se sientan cómodos en un ambiente adecuado para pasar las largas jornadas escolares cada día.

    El tiempo récord de la creación de estas instalaciones ha sorprendido a todos

    Así es, la empresa Algeco ha conseguido sorprender para bien tanto a padres, como a alumnos y a los propios trabajadores del centro por conseguir terminar en un tiempo récord la colocación de todas las instalaciones necesarias para que se pudieran dar las clases con el máximo nivel de confortabilidad. Tenemos que tener en cuenta que el proyecto no pudo ponerse en marcha hasta finales de junio, cuando finalizaron las clases del curso anterior, y se ha terminado para el comienzo de este nuevo curso.

    Esto ha sido posible por dos motivos fundamentales. En primer lugar, por las características propias de la arquitectura modular y, en segundo lugar, por el extraordinario trabajo llevado a cabo por la empresa Algeco, que gracias a su dilatada experiencia ha conseguido que las aulas estuviesen completamente terminadas el 10 de septiembre de 2018 para dar comienzo al nuevo curso en las condiciones que se merecen tanto profesores como alumnos.

    Desde la empresa quieren transmitir con este proyecto como prueba, que ha sido llevado a cabo en apenas dos meses, que estos problemas de espacio y necesidades urgentes pueden solucionarse cuando el tiempo es limitado, y además ofreciendo una buena calidad en los acabados y resultados que satisfagan a aquellas personas que van a habitarlos. Todo ello, por supuesto, cumpliendo con la normativa vigente al respecto de este tipo de construcciones, así como con todos los requisitos de seguridad, confort y bienestar.

    En Algeco están plenamente convencidos de que su GAMA PROGRESS es la mejor respuesta que se puede ofrecer cuando surgen necesidades de este tipo, pues ofrecen unas condiciones de habitabilidad y confort igual, y en algunos casos incluso mejor, que las que ofrece una construcción de tipo tradicional.

    Por nuestra parte le auguramos un gran futuro a esta empresa que ha sabido demostrar su competencia no tan solo en este proyecto, sino durante toda su trayectoria ofreciendo soluciones modulares y contenedores de almacenaje de gran calidad. Todo un referente del sector en nuestro país que se ha ganado la posición que ocupa hoy en el mercado a pulso.

    Subir