25 de febrero de 2020 25/2/20

La horchata valenciana que sentó en el banquillo a Facebook

La horchata valenciana que sentó en el banquillo a Facebook - (foto 1)
  • Una pequeña empresa de Alboraya denuncia a la gigante red social por cerrarle la página sin aviso

  • El juzgado admite la demanda de Món Orxata que reclama 6.000 euros a la empresa de Mark Zuckerberg así como un “cambio de política” de suspensión de los perfiles de empresas y particulares en Europa

 

Es ya conocida como la historia del pequeño David contra Goliath y así lo escenifica en una viñeta difundida por la propia horchatera en las redes sociales. Una humilde empresa de Alboraia dedicada a la elaboración y venta de horchata va a lograr algo sin precedentes: sentar a Facebook en el banquillo.

Todo comenzó a principios del año pasado, cuando la empresa Món Orxata vio que Facebook había cerrado su página en esta red social “sin preaviso”. Una situación, han explicado desde la empresa, que les causó daños y perjuicios económicos en el negocio online ya que seguía estando su página en Facebook pero con un aviso de ‘cerrado permanentemente’: “Multitud de clientes empezaron a llamar para solidarizarse creyendo que la empresa había cerrado”, comentan desde la empresa.

Tras muchos meses de ausencia de la cuenta original, y tras la admisión a trámite de la demanda, reapareció “mágicamente la página, sin explicación alguna por parte de Facebook, tal y como denuncian desde Món Orxata:  “Sin embargo, el daño ya estaba hecho”.

Pero la tramitación del juicio debería hacerse en Estados Unidos, algo que la empresa no consideraba adecuado: “Cuando los usuarios/clientes de estas empresas de Silicon Valley hacen click en el “Acepto” de sus condiciones, renuncian a la aplicación de las leyes y de la competencia judicial propias en favor de las estadounidenses”, explican desde la organización.

Esta falta de competencia de los juzgados españoles, y por extensión europeos, era hasta ahora el primer gran e insalvable muro para particulares, pequeñas y medianas empresas, dados los altísimos costes de litigar en los EE.UU. Pero la aceptación de la tramitación ahora por parte de un juzgado de Valencia abre la puerta a una nueva posibilidad, algo pionero en Europa.

El objetivo de Món Orxataes restaurar “su honor y prestigio vinculados a su identidad digital”. Además piden que Facebook “cambie su política” a la hora de dar de baja un perfil de forma que nadie más, empresas o particulares, “vean pisoteados sus derechos”, denuncian desde la empresa horchatera.

 

 

Subir