elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

El festival Marenostrum no se celebrará finalmente en Alboraia

El festival Marenostrum no se celebrará finalmente en Alboraia - (foto 1)

    El Consejo de Administración de la empresa municipal EGUSA, propietaria del parking donde se pretendia realizar el festival, votó el pasado viernes 24, a propuesta de la oposición, en contra de ceder los terrenos para el Macrofestival. El festival deberá buscar un nuevo emplazamiento.

    A petición de la plataforma "Alboraia, Horta i Litoral", los consejeros de Compromís, Ciudadanos y Esquerra Unida en la empresa municipal presentaron una propuesta conjunta en la que se pedía debatir la cesión de los terrenos del parking junto a Leroy-Merlín y Alcampo. El punto se trató en el Consejo de Administración del pasado viernes 24 y la votación resultó en un rechazo a la cesión de los terrenos. Votaron en contra los consejeros de Compromís, Ciudadanos, Esquerra Unida y Partido Popular, mientras que el PSOE se abstuvo, por lo que se denegó la cesión por cuatro votos en contra y dos abstenciones. Hay que recordar que la decisión sobre el alquiler de los terrenos es competencia exclusiva del Consejo de Administració de EGUSA, de acuerdo con sus estatutos. El presidente de EGUSA, Agustín Martí (PSOE) explicó la abstención de su grupo por la dificultad de llevar a cabo el festival ante la oposición del resto de los grupos y de las propias empresas Leroy-Merlín y Alcampo. La consecuencia evidente de esta votación es que el festival deberá buscar un nuevo emplazamiento.

    Responsabilidad del gobierno socialista de Alboraia y Marenostrum

    Es la segunda ocasión que se produce la cancelación del festival en Alboraia con miles de abonos vendidos. "La situación resultante es responsabilidad del gobierno municipal del PSOE y de los organizadores del evento". Las asociaciones y partidos integrados en esta plataforma "hemos rechazado en todo momento el proyecto de festival. Durante los meses de octubre y noviembre, las asociaciones expresaron su negativa al festival en encuentros con los organizadores y el ayuntamiento. De hecho, presentamos nuestro manifiesto el pasado 13 de diciembre, con la intención de que el festival buscara otro emplazamiento con tiempo suficiente y antes de que se iniciara la venta de abonos y la tramitación de la licencia de actividad. El manifiesto contaba con el apoyo de una veintena de entidades y partidos: todas las Asociaciones de Vecinos de Alboraia, además de entidades cívicas y la mayoría de los partidos de Alboraia".

    Del mismo modo, Esquerra Unida y Compromís, a petición de la plataforma, llevaron al pleno del pasado 23 de enero la celebración del festival, lo que dio lugar a una primera votación en la que se volvió a visibilizar la soledad del gobierno municipal socialista (7 votos) y la oposición rotunda de toda la oposición (Compromís, PP, Ciudadanos y EU, 21 votos).

    Sin embargo, el gobierno municipal de Miguel Chavarría ha seguido apoyando al festival, a sabiendas de que no contaba con una mayoría suficiente en el Consejo de Administración de EGUSA, propietaria de los terrenos. Alcaldía, tras la cancelación del pasado verano, sin reconocer su responsabilidad, planteó el nuevo proyecto hablando de la necesidad de consenso, pero ha mantenido su apoyo al festival pese a la rotunda oposición del resto de asociaciones y partidos.
    La cancelación del festival era, pues, cuestión de tiempo, y por esto la plataforma, de acuerdo con los partidos de oposición, hemos preferido minimizar los posibles daños que produciría la cancelación, tratando de adelantar al máximo la decisión. Una primera petición para votar el posible alquiler de los terrenos en el Consejo de Administración de EGUSA, presentada por Esquerra Unida el pasado 24 de enero, fue rechazada por el presidente de EGUSA, lo que forzó a elaborar una petición conjunta de varios partidos, con una clara fundamentación jurídica, presentada el pasado miércoles 22 de febrero.

    Ahora el festival dispone de más de cuatro meses para encontrar nueva ubicación, en un lugar sin impactos ambientales ni afecciones acústicas a los vecinos. Cabe recordar que en su edición del pasado mes de julio el festival se pudo reubicar en la Marina Sur de Valencia en tan solo tres semanas, por lo que los organizadores no tienen argumentos para presionar a la Generalitat con la amenaza de una cancelación definitiva del festival. Además este año la cancelación llega antes de que se haya invertido un solo euro en la adecuación de la zona, ni se haya presentado el proyecto al ayuntamiento.

    #Seguim

    Desde la asociaciones vecinales y cívicas integradas en la plataforma "Alboraia, Horta i Litoral" , "queremos agradecer la labor desarrollada en el pleno y la Junta de Administración de EGUSA por Compromís, Ciudadanos y Esquerra Unida, en plena colaboración con esta plataforma, que también ha contado con el apoyo de los grupos locales de Podem y Esquerra Republicana del País Valencià. Asimismo agradecer la sensibilidad demostrada por el Partido Popular de Alboraia a la hora de apoyar la negativa al festival".

    Esta plataforma ha nacido para coordinar la oposición al festival, pero con voluntad de seguir uniendo a asociaciones y partidos en la defensa de la huerta y el litoral. "Con esta voluntad estrenamos el logotipo de la plataforma. Las amenazas urbanísticas, la ampliación de infraestructuras y la mala gestión del territorio siguen afectando a nuestro territorio, pero hemos demostrado que el diálogo, el consenso y el trabajo conjunto de asociaciones y partidos es la clave para mejorar nuestra sociedad". 

    Subir