26 de enero de 2021 26/1/21

Alboraya visibiliza para el 25N la lucha contra la violencia psicológica

Alboraya visibiliza para el 25N la lucha contra la violencia psicológica - (foto 1)

    La cantante Sandra Groove pone la banda sonora a la campaña de concienciación social del Ayuntamiento de Alboraya, sobre la violencia de género menos visible y más utilizada, en general por la juventud.

    Jóvenes del municipio participan en el vídeo que muestra frases reivindicativas contra el gaslighting o luz de gas.

    La campaña "No eres tú soy yo" de la concejalía de Igualdad y Juventud del ayuntamiento de Alboraya visibiliza lo que comúnmente se conoce como hacer luz de gas o gaslighting, y trata sobre los procesos de manipulación o abuso mental que sufren las víctimas de malos tratos.

    Este año para la campaña del 25 N, Día contra la violencia de género, se ha contado con la participación activa de jóvenes de la localidad que uno a una han ido mostrando a cámara su reivindicación. Entre todas las personas que han participado, destaca la cantante Sandra Groove, que ha puesta la música a esta pieza reivindicativa con su tema “No te va a gustar”.

    “Sin la gente joven de Alboraya no hubiera sido posible toda esta campaña, son los que tienen la voz y la fuerza necesaria para reivindicar cualquier cosa que se propongan”, apunta la concejala Zeudy Estal.

    Las muestras reivindicativas que aparecen en cámara, son ejemplos de frases que durante estos días el pueblo de Alboraya puede encontrar escritos en cualquier banco de la localidad. Una acción que completa la campaña que se inició con el cartel del diseñador valenciano, Jordi Martínez.

    “La gráfica representa el 'gaslighting', el maltrato psicológico que se hace de forma sutil y que consigue mermar de forma continua a la otra persona hasta llegar a anularla por completo y dejarla sola”, comenta el diseñador.

    Esta misma imagen de la campaña, que aparece también en el vídeo, también forma parte de un mural que ha realizado la artista de arte urbano, Lezzart, que se puede disfrutar en la calle Benimaclet, 31 B.

    Subir