11 de abril de 2021 11/4/21

Alboraia identifica a un perro censado en Xàtiva a partir de una muestra de heces recogida en la playa cuando la ciudad setabense estuvo confinada

Alboraia identifica a un perro censado en Xàtiva a partir de una muestra de heces recogida en la playa cuando la ciudad setabense estuvo confinada - (foto 1)

    La casuística de la pandemia de la Covid-19 combinada con la posibilidad de identificar a los propietarios de perros a partir de la información del ADN canino trae una historia que relaciona a Alboraia con Xàtiva. Y lo hace cuando la ciudad setabense estuvo confinada, a partir de una muestra de heces recogida por la policía local del municipio de l’Horta Nord durante el mes de enero que ha arrojado unos resultados inesperados. Para sorpresa de la policía local, el perro identificado pertenecía a un vecino de Xàtiva, coincidiendo con los días en que la capital de La Costera estuvo confinada por la alta incidencia del coronavirus entre sus vecinos.

    Una información que ha trascendido hoy tras cotejar la información genética del animal con la que tiene registrada Alboraia a partir del ADN canino. Un servicio que también utiliza Xàtiva, por lo que al cruzar los datos han determinado que la sanción impuesta a su propietario se habrá de gravar al vecino de la ciudad setabense. En este sentido, Manuel Dueñas, concejal de Transición Ecológica y Coordinación de servicios en la Vía Pública, explica que “esta anécdota no implica necesariamente una irregularidad por parte del vecino de Xàtiva, por estar confinada en las fechas de recogida de la muestra, pero sí constata la utilidad del servicio de identificación a partir de la información genética cruzada de las mascotas registradas”.

    Utilidad preventiva y disuasoria

    En este sentido, el edil subraya que esta identificación, “más que un interés sancionador tiene una utilidad preventiva, para evitar maltrato animal y casos de abandono, así como disuasoria, para conseguir que los vecinos y vecinas del municipio eviten dejar las heces de sus mascotas en la calle”.

    El servicio de registro genético que brinda la empresa ADN Canino a los consistorios de estas dos ciudades complementa a la información del microchip y permite, como en este caso, cruzar datos de diferentes municipios, tanto para rastrear heces, sancionar a los infractores y localizar a presuntos maltratadores de animales.

    Reducción del 80% de heces en la vía pública

    Como Alboraia, un total de 24 ciudades de España ya han implementado el ADN Canino con vistas a erradicar las heces en sus calles, consiguiendo una reducción de hasta el 80% de cacas de perro en las vías. “La clave reside en que esta herramienta, basada en la biología molecular veterinaria, permite crear un censo canino e identificar mediante un sencillo análisis a las personas que no recogen los excrementos de sus mascotas”, explica Enrique Perigüell, CEO de la empresa que ofrece el servicio.

    Percepción de suciedad en las ciudades

    La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realiza cada cuatro años un estudio sobre limpieza urbana, el cual se basa en más de 5.000 respuestas ciudadanas y contempla todas las capitales de provincia, así como 10 municipios más. De acuerdo con las últimas ediciones, realizadas en 2015 y en 2019 respectivamente, las heces caninas son el factor más influyente en la percepción de las ciudades como un lugar sucio, por delante de pintadas, ausencia de contenedores o existencia de puntos negros.

    Con todo, "a pesar de los grandes esfuerzos en campañas de concienciación llevados a cabo por los ayuntamientos, sigue proliferando la acción incívica de dejar heces de perros, lo cual merma la salubridad en las calles y requiere una solución”, concluye Enrique Perigüell, CEO de este sistema pionero en Europa.

    Subir