elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

Un pastelero de Albal triunfa con una innovadora ensaimada de sabores, “Les Maretes”

Un pastelero de Albal triunfa con una innovadora ensaimada de sabores,  “Les Maretes” - (foto 1)
  • El alcalde Ramón Marí ha felicitado al creador del dulce, David Esteve, que rinde tributo a las madres y a Valencia

MÁS FOTOS
Un pastelero de Albal triunfa con una innovadora ensaimada de sabores,  “Les Maretes” - (foto 2)
Un pastelero de Albal triunfa con una innovadora ensaimada de sabores,  “Les Maretes” - (foto 3)

Nacen en la calle Burriana,  número 17, en la Pastelería David Esteve (1975) de Valencia, seis joyas dulces, de auténtica bollería artesana, “Les Maretes”. Seis ensaimadas hechas de la mano del joven albalense, David Esteve, que hacen tributo a las madres, para rememorar los sabores de nuestra infancia, evocando las nanas que nos cantaban cuando éramos niños. Este irresistible producto pone en valor nuestra tierra y nuestro pasado. Relata su creador,  que cuando Jaume I conquistó Valencia, “lo primero que hizo fue ofrecer una ensaimada a un judío”.

Les Maretes están haciendo historia. Se cumple un mes desde que comenzaron a comercializarse y su éxito ha sido imparable. El pastelero asegura sentirse “desbordado y abrumado”, pero agradece el apoyo de sus clientes, así como de algunas caras conocidas como la del exministro y comunicador-ahora en ÀPunt-, Màxim Huerta, que le han ayudado a visibilizar la que define como, “la ensaimada del amor, de la nostalgia, de la maternidad, del sentimiento, la ensaimada que también hace un guiño al nombre de mi hija Mar”, nos cuenta.

David no camina solo, en este innovador negocio, hay un componente sentimental muy grande, está implicada su mujer, Miriam Piqueras y, por supuesto, cuenta con el apoyo y orgullo de su familia, una saga de panaderos y pasteleros que comenzaron su andadura en el año 1975. Este 13 de febrero, David Esteve Pastissería celebraba su sexto aniversario. Hoy en día es un referente del sector, cuyo objetivo es seguir endulzando la vida al mundo, “ahora más que nunca, puesto que la sociedad está necesitada de la dulzura de un beso o de un abrazo”, describe Esteve.

Con 35 años, su propietario suma hasta cuatro galardones del Gremi dels Mestres Sucrers. Además de su formación profesional, en su curricullum personal aparecen valores como el emprendedurismo, el riesgo, la reinvención, la modernización y la lucha que ido multiplicando en tiempos de la COVID-19. Como a tantos otros comercios le ha afectado la crisis. "Tras el parón de las vacaciones de verano, puse la maquinaria en marcha y llegué a la conclusión de que el futuro de mi negocio pasaba por para crear un producto estable". Ni imaginó el éxito. Tras un mes en el mercado, Les Maretes le han quitado el sueño y puntualmente, hasta el móvil de las manos, "mi mujer me lo retira porque deja de sonar, ni yo de desconectar". El maestro pastelero es incansable. Ya anuncia un siguiente proyecto, que seguirá incluyendo toques valencianos y con sabores de cazalla, calabaza y naranja, entre otras sorpresas, en las que también incluye algún toque de Albal, así lo transmitió ayer al alcalde, Ramón Marí, quien lo recibió en el Ayuntamiento para felicitarlo por el éxito. Emocionado, el primer edil recordó la amistad que le une a su padre, con el que fue al colegio de pequeño y del que le viene la tradición pastelera a David, muy arraigada en Albal, con negocios punteros como el Horno Pastelería José Garrido DonPA Artesanos y la Pastelería Galán. “Es una alegría comprobar que David ha tomado el testigo del negocio familiar, que se reinventa en plena crisis y que da continuidad a la tradición de la industria pastelera en nuestro municipio”. El Presidente del consistorio auguró que, con los sentimientos implícitos en las exitosas ensaimadas, “hará mercado y podrá seguir teniendo futuro”.

Subir