27 de enero de 2020 27/1/20

Albal presenta tres alegaciones a la ampliación de la V-31

    El Ayuntamiento de Albal va a presentar tres alegaciones al proyecto de ampliación de la Pista de Silla (V-31), que actualmente se encuentra en fase de consultas de evaluación de impacto ambiental, sumándose así a las alegaciones ya anunciadas por otros municipios y por la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio.

    Precisamente fue la propia consellera, María José Salvador, quien presentó el proyecto y el posicionamiento del gobierno valenciano a los alcaldes y alcaldesas de la comarca en una reunión celebrada el pasado miércoles 20 de diciembre.

    Una vez analizados los detalles del proyecto, desde el Ayuntamiento de Albal se ha decidido presentar alegaciones al mismo, para que se incluyan algunas reivindicaciones históricas que han afectado al municipio desde la creación de esta vía de conexión con la ciudad de Valencia.

    La primera alegación que se recoge es que "se tenga en consideración la puesta en funcionamiento de la futura estación de trenes de Albal, facilitando el acceso a la misma potenciando así su uso", ya que está previsto que la estación de cercanías de próxima ejecución cuente con una zona de aparcamiento gratuito para más de 700 vehículos, lo que la haría referente en la comarca y ayudaría a que muchos usuarios de la V31 optaran por llegar en tren a Valencia desde Albal, descongestionando en parte el tráfico de la autovía objeto de ampliación.

    Otra alegación es la que se refiere a la conexión entre el núcleo urbano y la Albufera, ya que la Pista de Silla hace de muro de separación y no existe en la actualidad ninguna vía segura de conexión entre las dos zonas que no sea en vehículos a motor. Por ello se reclama que se "diseñen carriles para peatones y bicicletas que permitan el paso en condiciones de seguridad entre la población de Albal y el Parque Natural de la Albufera".

    Por último también se pide al Ministerio de Fomento se prevea la permeabilización de la zona de la infraestructura a su paso por el término municipal albalense, con el fin de que "las aguas pluviales puedan drenar hacia la Albufera" y no hacia el caso urbano, como medida de protección frente a inundaciones, al considerarse "zona altamente inundable" los terrenos situados al oeste de la Pista de Silla.

    Para el alcalde de Albal, Ramón Marí, "el proyecto debe recoger soluciones alternativas al numeroso tráfico de vehículos que entra a Valencia", así como "medidas reclamadas hace ya muchos años y que afecta directamente a la seguridad de los vecinos de Albal", justificando así las alegaciones presentadas al proyecto de ampliación de la V-31.

    Subir