1 de diciembre de 2020 1/12/20

AIDICO crea colorantes resistentes al paso del tiempo para su uso en exteriores

  • Aplicando la nanotecnología

El Instituto Tecnológico de la Construcción (AIDICO) ha desarrollado unos novedosos colorantes para aplicar en cementos y morteros que permitirán acceder a una gama más variada de tonalidades y mantener, a pesar del paso del tiempo, la misma intensidad y estabilidad de los colores aplicados a los acabados exteriores de los edificios.

Estos nuevos colorantes dan respuesta a una necesidad planteada por muchas empresas y por la propia sociedad, dado que la coloración actual de fachadas exteriores presenta importantes deficiencias como la falta de variedad de colores, la débil intensidad de brillo o la degradación rápida ante las agresiones externas.

En la actualidad, prácticamente todos los colorantes que se utilizan en morteros y hormigones comerciales son de naturaleza inorgánica, básicamente óxidos de hierro, dada su estabilidad frente a la acción de los rayos UV. Sin embargo, no cuentan con gran variedad de color ni brillo. Al contrario de éstos, los colorantes orgánicos tienen una mayor variedad de colores pero sufren una degradación muy rápida en superficies a la intemperie.

Para resolver esta problemática, el Área de Nanomateriales de AIDICO se planteó el gran reto de conseguir nuevos colorantes orgánicos que garantizasen una mayor variedad de colores y, a la vez, se comportaran de manera estable frente a la lluvia, el sol, el calor, etc.

A través de la investigación realizada por los técnicos de AIDICO, se ha obtenido una tecnología que actúa como piel protectora de la molécula orgánica, lo que permite obtener una gran variedad de colores en los cementos y hormigones que resultan estables a lo largo del tiempo. Estos colorantes pueden ser utilizados tanto en cementos y morteros como en recubrimientos en morteros monocapa, revocos, pinturas para exteriores, etc.

La coloración orgánica para fachadas exteriores permite acabados únicos con gran intensidad y variedad de color, resultando mucho más cálidos a la vista. Estos colores son imposibles de obtener con colorantes inorgánicos, ya que tienen un aspecto más pobre y apagado.

AIDICO ha trabajado para que estos nuevos colorantes sean rentables no sólo en acabados de alta calidad sino también en mortero a gran escala como pueden ser pilares y elementos prefabricados, ya que se requiere una menor cantidad de colorante para colorear una misma superficie y el coste para su producción es bajo, dado que no requiere ni altas temperaturas ni altas presiones.

Asimismo, hay que destacar que estos novedosos colorantes son una gran oportunidad de negocio, ya que actualmente no existen empresas que cuenten con semejante variedad de colores en sus hormigones o cementos y que, además, garanticen una larga durabilidad en el tiempo.

AIDICO pertenece a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (REDIT) y está impulsado por la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación.

Subir