29 de septiembre de 2020 29/9/20

Agricultura recupera variedades tradicionales de tomate valenciano

  • El proyecto, que se inicia con la selección de las semillas, durará cinco años

  • Esta iniciativa busca tomates más sabrosos y nutritivos, muy apreciados por los consumidores

  • La Comunitat Valenciana produce 90.000 toneladas de esta hortaliza

La Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación ha iniciado el desarrollo de un proyecto de recuperación de variedades tradicionales de tomate valenciano, que destaquen por su sabor y sus valores nutritivos.

El objetivo principal de la iniciativa consiste en el desarrollo de un sistema de protección de las variedades autóctonas de tomates que sirva a su vez como herramienta de promoción, constituyéndose en una alternativa de calidad para los agricultores valencianos.

El proyecto cuenta con una inversión de la Conselleria superior a los 950.000 euros y se está desarrollando en la Estación Experimental Agraria de Carcaixent, sobre una superficie de 6.000 metros cuadrados, en los que se están cultivando 190 variedades de tomate que se caracterizarán y de las que se tomarán muestras.

De esta manera, se obtendrán variedades comerciales de gran calidad que podrán cultivar los agricultores de la Comunitat Valenciana de manera competitiva.

En este trabajo, que tiene una duración de cinco años, participan el Instituto de Conservación y Mejora de la Agrodiversidad Valenciana (COMAV), la Fundación Agroalimed y el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), centro adscrito a la Conselleria.

Método de trabajo
En concreto, los trabajos comienzan con la caracterización y la tipificación de semillas aportadas en parte por los propios agricultores, de manera que se seleccionen las de más interés. Se siguen criterios basados en sus características organolépticas y nutricionales, que son muy apreciadas por los consumidores.

Asimismo, se desarrollan dos líneas, dirigidas a uniformizar y aumentar la productividad de las mejores variedades, sin perder su calidad, y con resistencia a las enfermedades que afectan a los tomates.

Este programa podría conducir al registro de variedades para su conservación y a más largo plazo, a la consecución del título de obtención vegetal, como vía de protección de las variedades vegetales, lo que constituye el máximo nivel de protección.

En la Comunitat Valenciana se producen alrededor de 90.000 toneladas de tomates y se dedica una superficie de 1.400 hectáreas a su cultivo. Los valencianos consumen 59.128 toneladas de esta hortaliza.

 

Subir