30 de septiembre de 2020 30/9/20

Agricultura destina 4,3 millones de euros para la reestructuración y reconversión del viñedo

  • El objeto de las ayudas es el de impulsar la reconversión varietal y la reimplantación de viñedos

  • La Generalitat quiere incentivar y mejorar la competitividad de los vinos valencianos

  • Las solicitudes se podrán presentar hasta el próximo día 18 de mayo

La Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación va a destinar más de 4,3 millones de euros para la restructuración y reconversión del viñedo de la Comunitat Valenciana, con la finalidad de mejorar la competitividad de los productores vitivinícolas, según se ha publicado en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana.

Esta iniciativa tiene por objeto impulsar la reconversión varietal, la reimplantación de viñedos, así como, mejorar las técnicas de gestión vitivinícola.

Cabe destacar que los viticultores que quieran presentar los planes de reconversión y restructuración tienen de plazo hasta el próximo día 18 de mayo.

Con estas medidas la Generalitat busca incentivar y mejorar la competitividad de los vinos de la Comunitat con aquellas variedades que más se consumen, además de contribuir a la apertura y consolidación de nuevos mercados en el extranjero, dentro de la línea de internacionalización de la Conselleria.

Asimismo, en la Comunitat Valenciana se compensará a los viticultores por pérdidas de ingresos con 609 euros/ hectáreas por año cuando exista la coexistencia de vides nuevas y viejas. La ayuda se otorgará durante dos campañas, excepto cuando se trate de reconversión varietal o de sustituir el sistema de conducción, entonces sólo se compensará esa superficie durante una campaña.

De este modo, el régimen de reconversión y reestructuración de viñedos se llevará a efecto a través de los planes específicos para tal fin, que serán colectivos y el número mínimo de viticultores será de 20. En la provincia de Castellón podrán presentar dichos planes un mínimo de 5 viticultores.

Además, en el caso de planes colectivos la superficie total reestructurada o reconvertida en el plan deberá ser de al menos 10 hectáreas. Por otra parte, si se tratan de planes individuales la superficie total reestructurada o reconvertida en el plan deberá ser de al menos de 0,5 hectáreas. En cuanto a la superficie máxima se sitúa en 25 hectáreas por viticultor y año.

Subir