25 de septiembre de 2020 25/9/20

Agricultura concede más de 3,5 millones de euros para el fomento del cultivo y explotación en común

  • La finalidad es aumentar el tamaño de las explotaciones para lograr una mayor rentabilidad y competitividad

La Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación ha concedido más de 3,5 millones de euros en ayudas para las agrupaciones de cultivo o explotación en común en la Comunitat Valenciana durante el año 2009.

Esta medida tiene como objetivo mejorar la rentabilidad y la competitividad de las explotaciones agrarias y para conseguirlo se quiere incrementar el tamaño de las explotaciones y evitar la excesiva parcelación.

En este sentido, una de las opciones es fomentar el asociacionismo agrario y la agrupación de parcelas con el fin de reducir los costes de producción, mejorar y reorientar las producciones aumentado la calidad y preservar el entorno rural.

Esta línea de ayudas comprende subvenciones dirigidas a las inversiones para el fomento del cultivo y explotación en común de las que se han beneficiado 237 agricultores por un importe total de 1,4 millones de euros. Estas ayudas se dirigen a la plantación de frutales y a la modernización del riego de las explotaciones.

Asimismo, se subvenciona la inversión de entidades agrarias para la adquisición de maquinaria. En este capítulo se ha auxiliado la inversión realizada por un total de 20 entidades con un presupuesto de la Conselleria de más de 625.000 euros.

Además, se subvenciona también los servicios de gestión técnica y administrativa de las explotaciones dedicadas a este tipo de cultivo en la Comunitat, que han beneficiado a 33 sociedades por un valor total de 1,5 millones de euros.

A través de las ayudas a la inversión se promueve el acceso a nuevas tecnologías en equipamiento y maquinaria agrícola que contribuye a incrementar la eficiencia de los medios de producción y mejorar las condiciones de trabajo de los agricultores.

Por su parte, con la subvención a los servicios de gestión, se pretende incentivar el proceso de creación de entidades de cultivo en común y la ampliación del número de socios de las actualmente existentes, todo ello en el seno de las entidades generalmente creadas para la transformación y comercialización de los productos agrícolas.

Al mismo tiempo, los agricultores socios pueden encontrar ventajas de cara a la comercialización de los productos dado que al disponer de unos servicios administrativos y técnicos es más fácil la planificación y unidad de criterios.

Subir