7 de agosto de 2020 7/8/20

Buscan soluciones para que Agost reciba agua de riego a un precio asequible para impulsar la agricultura

Buscan soluciones para que Agost reciba agua de riego a un precio asequible para impulsar la agricultura - (foto 1)

    El alcalde de Agost, ASAJA Alicante-Jóvenes Agricultores, la Comunidad de Regantes y la Cooperativa “San Ramón” han mantenido esta mañana una reunión de trabajo sobre el proyecto de recuperación de la superficie cultivada de la localidad. Ante el elevado interés que ha despertado la iniciativa anunciada hace unas semanas y el enorme interés expresado por muchos desempleados por incorporarse al sector agrícola, han acordado empezar ya a elaborar los tipos de contrato propietario-arrendatario a los que podrán acogerse para explotar terrenos abandonados. También han decidido elaborar un mapa donde se identifiquen las parcelas abandonadas. La reunión también ha servido para poner de manifiesto el principal problema al que se enfrenta este sector en Agost: el elevado precio del agua para riego, que en la localidad se sitúa en unos 0,50€/m3 de media, cifra que supera ampliamente la que se registra en poblaciones limítrofes como Monforte (0,35€/m3) o Novelda (0,30€/m3).

    Agost. 12 de mar. El alcalde de Agost Juanjo Castelló, el secretario técnico de ASAJA Alicante Ramón Espinosa, y representantes de la Agencia Local de Desarrollo, la Comunidad de Regantes y la Cooperativa Agrícola de San Ramón han mantenido una reunión esta mañana en el ayuntamiento para impulsar el proyecto de recuperación de la superficie cultivada en terrenos baldíos.

    Desde que presentaron esta iniciativa el pasado 26 de enero, numerosos desempleados han mostrado interés por incorporarse al sector agrícola. Para facilitarles que así sea, las citadas entidades han decidido poner a su disposición todo el asesoramiento técnico y profesional que necesiten. La agricultura es un sector que requiere una formación continua porque las normativas de producción varían constantemente, entre otros muchos factores.

    También han acordado empezar a confeccionar los contratos tipo para que la incorporación de los nuevos agricultores pueda realizarse con la mayor brevedad posible. Éstos serán de tres tipos: contrato en precario, no se fijan ni precios de pago ni periodos de explotación. Suelen aplicarse en la producción de hortalizas, mientras que para los cultivos leñosos se recurre a los contratos de aparcería, el pago se realiza con un porcentaje de la producción, o de arrendamiento, que contempla pagos pactados entre las partes. Ambos documentos contemplan los tiempos de usufructo.

    Asimismo, han anunciado que van a elaborar un mapa en el que se identifiquen las parcelas abandonadas para que desde un primer momento los interesados sepan donde se ubican, si están bien comunicadas,… Posteriormente, realizarán visitas a los campos acompañados por técnicos cualificados para informarles de las características edafológicas, los cultivos que mejor rendimiento y rentabilidad presentan,…

    Los representantes han coincidido en destacar que el principal problema para recuperar la superficie abandonada de Agost se encuentra en los precios del agua, que rondan los 0,50€/m3. Este coste supera ampliamente al que se registra en la mayoría de los municipios de la provincia debido a que disponen del agua de la Depuradora de Rincón de León. Desde la Comunidad de Regantes, ya detectaron que la medida más adecuada se encuentra en poder importar el agua depurada de Ibi. El Consell ya anunció un colector para efectuar trasvases al municipio, lo que solucionaría el problema. Al respecto el alcalde ya mantuvo hace meses una reunión con el director general de Agua de la Generalitat Valenciana José María Benlliure con el que se pretende retomar las conversaciones para tratar de dar una solución que de viabilidad al proyecto de recuperación agrícola tanto si continúa al frente de este departamento o es nombrado para hacerse cargo de la Confederación Hidrográfica del Júcar.

    Las citadas entidades han acordado dar prioridad a los desempleados en la explotación de los campos abandonados. Cabe recordar que el proyecto de recuperación de la superficie cultivada forma parte del Plan de Desarrollo Socieconómico impulsado por el alcalde de la localidad para hacer frente a uno de los principales problemas del municipio: el paro.

    Subir