26 de noviembre de 2020 26/11/20

Las Agencias AMICS, que prestan 81.000 atenciones al año, peligran por falta de ayudas estatales

  • Blasco: “El éxito de los recursos de la Generalitat justifica la necesidad de que se reponga el Fondo de Acogida e Integración”

  • Los inmigrantes de la Comunitat utilizan estas oficinas para resolver cuestiones relacionadas con la residencia, el empleo o conocer sus derechos

  • Rumanos y búlgaros, excluidos por el Ministerio de las ayudas, forman el segundo colectivo que más emplea este servicio

Las 82 Agencias de Mediación para la Integración y la Convivencia Social (AMICS) de la Comunitat Valenciana realizaron 81.736 atenciones durante el pasado año, lo que según el conseller de Solidaridad y Ciudadanía, Rafael Blasco, “es una razón más que suficiente para que el Ministerio de Trabajo e Inmigración reponga el Fondo de Integración que ha recortado de forma tan salvaje para 2010”.

Blasco ha asegurado que la red de AMICS, creada por la Generalitat en colaboración con ayuntamientos de la Comunitat, “es la mejor infraestructura pública de atención al inmigrante de Europa”. “Se trata de un éxito de las pioneras políticas de integración del Consell, igual que el Compromiso de Integración y las Escuelas de Acogida”.

El titular de Solidaridad ha destacado “el gran esfuerzo” que ha hecho la Generalitat para ir consolidando esta gran red de atención al inmigrante: “hemos pasado de las 7 oficinas que había en 2007 a las 82 actuales en menos de tres años y ahora la falta de ayudas estatales pone en riesgo el mantenimiento de la red y todo lo que hemos conseguido”.

En su opinión, el balance de las Agencias AMICS muestra claramente que “la Generalitat Valenciana no desaprovecha el dinero del Fondo de Acogida e Integración del Ministerio y lo emplea en la atención al inmigrante y en las plazas de acogida, de las que el Consell financia un 70%, a pesar de que la gestión de la inmigración es competencia del Estado”. Por este motivo, Blasco ha exigido al Gobierno central que reponga la partida del Fondo y la mantenga como mínimo en los niveles de 2009, cuando se destinaron 196 millones de euros.

El recorte del 65% que el ministro Corbacho ha aplicado este año al Fondo de Acogida, “es una irresponsabilidad porque supone que el Gobierno carga todo el peso económico de la atención e integración de la población inmigrante a los gobiernos autonómicos y a los ayuntamientos. “Con los 7,6 millones que dará este año el Ministerio a la Comunitat, lo que supone una aportación de menos de 9 euros por persona y año, no tendremos ni para empezar”, ha continuado Blasco.

Más de 30.000 inmigrantes atendidos
En total, durante 2009 las Agencias AMICS atendieron a 30.334 inmigrantes. Los usuarios suelen acudir más de una vez para aclarar sus dudas o tramitaciones administrativas. El conseller ha explicado que los AMICS resuelven consultas relacionadas con la acogida y la residencia en España y prestan información sobre garantías jurídicas, empleo y formación y educación, entre otros temas.

Por nacionalidades, son los marroquíes los que más emplean el servicio, con un 21,8% del total de atendidos. Les siguen los bolivianos, con un 10,3%, y los rumanos con un 9,2%.

Los búlgaros representan el 3,86% de los atendidos y junto con los rumanos suman más de un 13% y pasan a ser el segundo colectivo que más utiliza los AMICS, lo que según Blasco “demuestra que la decisión del Ministerio de Trabajo e Inmigración de excluir a estas dos nacionalidades del reparto de las ayudas del Fondo de Integración, por ser comunitarios, no tiene justificación alguna”.

Subir