elperiodic.com
SELECCIONA IDIOMA
Valencià

La Agència Valenciana de Innovació ha invertido 2,4 millones de euros para desarrollar proyectos que ayuden a prevenir y optimizar la detección de la COVID-19

  • En esta iniciativa participan empresas, universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos de la Comunitat Valenciana

  • El vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, remarca la alta capacidad de conocimiento científico y tecnológico en temas de Salud de la Comunitat Valenciana

La Agència Valenciana de la Innovació (AVI) ha invertido más 2,4 millones de euros para desarrollar proyectos innovadores que contribuirán a prevenir contagios, optimizar la detección de los mismos y hacer frente a los efectos de la COVID-19 en el marco de su convocatoria anual de ayudas en concurrencia competitiva.

El vicepresidente ejecutivo de la AVI, Andrés García Reche, destaca que "la elevada capacidad de conocimiento científico y tecnológico disponible en el ámbito de la Salud, en la Comunitat Valenciana permite afrontar numerosos desafíos comunes en esta área. Y, particularmente, en aquellos relacionados con la lucha contra la COVID".

Las iniciativas en las cuales colaboran empresas, universidades, centros de investigación e institutos tecnológicos de la Comunitat Valenciana se permitirá reducir la exposición de los profesionales sanitarios al SARS-COV-2, con nuevos equipos de protección individual dotados de propiedades viricidas y mascarillas autofiltrantes más eficaces frente a este patógeno.

De igual modo, se trabajará en el desarrollo de tejidos inteligentes, sistemas de limpieza innovadores y tratamientos de superficies capaces de minimizar la incidencia de las infecciones hospitalarias, incluidas las producidas por el coronavirus.

En paralelo, las ayudas de la Agència Valenciana de Innovació contribuirán a explorar el uso de nuevos materiales con características protectoras frente a los virus, aplicables, por ejemplo, a las baldosas cerámicas o a los componentes del interior del automóvil.

Estas ayudas suman a las contribuciones previas que la AVI realizó en 2020 a través de los convenios con la Universidad de Alicante y la Universitat Politècnica de València, para mantener las Unidades Científicas de Innovación Empresarial del grupo de investigación de Informática Industrial y Redes de Computadores (i2RC) y del Centro de Tecnología Nanofotónica (NTC), respectivamente.

Este último está trabajando en el desarrollo de nuevos métodos basados en tecnología fotónica que ayuden a detectar el coronavirus SARS-COV-2 de forma rápida, fiable y económica. Mientras que el i2RC apuesta por sistemas de desinfección del aire y las superficies mediante el uso de ozono.

Subir