5 de diciembre de 2020 5/12/20

Más de 370.000 empresas y 200.000 autónomos se beneficiarán con la Ley de Ciudadanía Corporativa

  • Promoverá las acciones solidarias del tejido empresarial valenciano

  • Es la primera ley de estas características tanto a nivel estatal como autonómico

  • La ciudadanía corporativa es también un valor añadido para la empresa ya que mejora su imagen y fidelidad de los consumidores

El tejido empresarial valenciano está compuesto por más de 370.000 empresas y alrededor de 200.000 profesionales autónomos. Próximamente, independientemente de su tamaño, del número de trabajadores o de su ámbito de actuación, todas se verán beneficiadas con la nueva Ley de Ciudadanía Corporativa impulsada por el Conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco.

Una norma, pionera a nivel estatal y autonómico, que fomentará la realización por parte de empresas, especialmente PYMES, y profesionales valencianos de acciones voluntarias en beneficio directo de la sociedad, en especial, en el ámbito asistencial, de cooperación al desarrollo, de integración social, deportivo y medioambiental.

A juicio de Rafael Blasco, esta nueva ley “logrará visualizar el altruismo y buen hacer de las empresas valencianas, especialmente entre las PYMES y profesionales. Estas actividades han adquirido una gran trascendencia y eso exige una norma con rango de ley”.

La ciudadanía corporativa es también un valor añadido para la empresa pues la sociedad reconoce y aprecia su labor solidaria lo que supone una clara mejora en la imagen, mayor fidelidad de los consumidores (que tienen en cuenta que es una empresa socialmente responsable y optan por elegirla en lugar de otras) e incluso aumento de la cuota de mercado. La ciudadanía corporativa une al altruismo la rentabilidad, por ello es muy beneficioso para las empresas incorporar la solidaridad a su estrategia empresarial.

El Consell reconocerá a las empresas que realicen acciones solidarias
La Certificación de Ciudadanía Corporativa será entregada públicamente a la empresa o persona profesional autónoma que la solicitara y obtuviere. Si los reconocidos lo quisieran, se dará publicidad a su otorgamiento en los medios de comunicación.

Su primordial finalidad es la de dar público reconocimiento a la empresa o autónomo que ha obtenido la certificación, de su excelente cumplimiento voluntario y altruista de las actividades propias en la cualidad de ciudadano corporativo o ciudadana corporativa. Esto, tal y como se ha citado con anterioridad tendrá repercusiones positivas en la imagen de la empresa, su estrategia y su marketing.

La Ley establecerá un signo externo acreditativo de haber obtenido la certificación para que pueda ser exhibido en su publicidad y en sus productos, locales, vehículos, comunicaciones y documentos por la empresa o persona profesional autónoma que haya recibido la certificación.

Finalmente el conseller Blasco ha explicado que gracias a esta pionera norma “estas acciones solidarias, que muchas empresas ya realizan pero no pueden dar a conocer por falta de recursos, dejarán de estar en el anonimato”.

Subir