3 de diciembre de 2020 3/12/20

36.000 personas se han beneficiado de las acciones formativas promovidas por la Conselleria de Industria entre 2006 y 2008

    Alrededor de 36.000 personas se han beneficiado de las diferentes acciones de formación propuestas por la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación, en el marco del Programa Operativo Integrado de la Comunitat Valenciana. La Dirección General de Comercio y Consumo ha realizado un estudio para conocer los resultados de estas acciones, cofinanciadas por el Fondo Social Europeo y la Generalitat.

    El informe recoge las conclusiones obtenidas tras realizar una serie de encuestas a las personas que han participado en las actividades formativas del Programa Operativo Integrado durante 2006, 2007 y 2008. De los 36.000 participantes, se obtuvo una muestra representativa de 15.348 personas, las cuales fueron encuestadas.

    Las conclusiones obtenidas tras este estudio aportan información acerca de la situación real en materia laboral de los participantes de las acciones formativas. Así, se puede afirmar que, dado que el sector del comercio es un sector tradicionalmente generador de empleo, con muchas necesidades de atención directa, los desempleados que se forman tienen más posibilidades reales de encontrar trabajo.

    Asimismo, los trabajadores del sector que se forman, están en mejores condiciones para afrontar los cambios económicos que aquellos que no reciclan su formación. Es decir, a pesar de la recesión económica actual, aquellos trabajadores más formados sufren en menor medida el problema del desempleo.

    Por otro lado, el estudio afirma que la formación es una de las mejores armas para combatir el desempleo y disminuir sus efectos negativos, así como para contribuir a que los trabajadores en activo, mantengan o mejoren su situación laboral.

    Las ayudas en materia de formación comercial se encuentran en el marco del Fondo Social Europeo (FSE) que es el principal instrumento financiero dedicado al desarrollo del capital humano. Contribuye al empleo y promueve la formación y cualificación de las personas para mejorar sus perspectivas laborales. Cada uno de los estados miembros y las regiones que perciben las subvenciones del FSE, desarrollan sus propios programas operativos con el fin de adaptarse al máximo a sus propias necesidades.

    En el caso de las ayudas gestionadas por la Conselleria de Industria, Comercio e Innovación, estas se destinan a materias formativas como dirección y gestión de la pequeña y mediana empresa y del pequeño comercio, gestión y técnicas de las franquicias, gerente del pequeño comercio, gestión de puntos de venta, emprendedores, marketing, merchandising, atención al cliente o nuevos hábitos de consumo e investigación de mercados.

    Subir