16 de febrero de 2020 16/2/20

20.000 docentes precisa integrar de manera estable el sistema educativo valenciano

    El sindicato de trabajadores y trabajadoras de la enseñanza pública de UGT, integrado en la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP-UGT PV) considera que para cumplir el Acuerdo para la Mejora del Empleo Público, firmado el 29 de marzo de 2017 entre el Gobierno de la Nación y las organizaciones sindicales UGT, CCOO y CSIF, en el País Valenciano se necesita incorporar a nuestro sistema público educativo no universitario en los próximos seis años, de forma estable y con derechos, un mínimo de 20.000 docentes, a través de un doble procedimiento: mediante la consolidación y estabilización de las 10.000 vacantes estructurales que tiene nuestro sistema educativo y que están ocupadas por profesorado interino en precario, y, complementariamente al anterior procedimiento, la oferta de 10.000 plazas docentes más para reponer y cubrir las jubilaciones y otras salidas o bajas definitivas que se van a producir en el próximo sexenio en el sistema educativo valenciano. Con el cumplimiento de estas previsiones, el sistema público educativo valenciano mantendría sus actuales niveles y estándares de calidad y exigencia, y, lo que es más importante, sus plantillas actuales, con un muy ligero y suave incremento, para poder prestar con todas las garantías el servicio publico educativo de calidad que exige la ciudadanía valenciana y al que tiene derecho.

    Consolidación de 10.000 vacantes estructurales 

    El sistema educativo público valenciano no universitario cuenta actualmente con aproximadamente 50.000 puestos de trabajo en centros educativos dependientes de la Generalitat, de los cuales están ocupados casi 40.000 por funcionarios de carrera, con diferentes situaciones administrativas, y entre los que vamos a incluir a los más de 1.000 futuros funcionarios que actualmente están realizando sus prácticas por haber aprobado su oposición el año pasado. Y los 10.000 puestos restantes, vacantes estructurales del sistema, están ocupados por catedráticos, profesores y maestros interinos. Además, para cubrir las sustituciones, bajas por enfermedad, permisos u otras situaciones, existen trabajando también para nuestro sistema educativo, más de 4.000 docentes, también funcionarios interinos. Ello significa también que nuestro sistema educativo público soporta una tasa de temporalidad media del 21%, con grandes oscilaciones entre cuerpos docentes.

    UGT considera que las 10.000 vacantes estructurales que presenta el sistema educativo público valenciano no universitario (el 21%) se deberían cubrir progresivamente mediante procesos anuales de estabilización y de consolidación, en los términos que legalmente están autorizados y previstos en el Acuerdo, para alcanzar el objetivo deseable de reducir la tasa de interinidad de nuestro sistema, tal y como exige el Acuerdo, que debe bajar del 21% al 8%.

    Ello supondría que además de garantizar con carácter general en estos procedimientos selectivos los principios constitucionales de publicidad, igualdad, libre concurrencia, mérito y capacidad de los aspirantes, en ellos se establezca un baremo o concurso de méritos en los que se primará la experiencia docente, de modo similar a como se hizo a través del sistema transitorio de acceso a la función pública docente que estableció la LOE, durante el periodo 2007-2011.

    UGT reivindica, tanto a nivel estatal como a nivel autonómico, el inicio de un proceso de negociación de un sistema de ingreso en la función pública docente que permita la consolidación y estabilización del profesorado interino y su conversión en profesorado de carrera y con derechos, conforme al espíritu del Acuerdo. En este proceso de negociación, que exige la reforma de la reglamentación estatal que regula el sistema de ingreso en la función pública docente y la participación de las comunidades autónomas en su desarrollo e implementación, UGT exige que se recupere y desbloquee el dialogo social, inexistente a nivel estatal desde 2010, y que se reactive la Mesa Sectorial de Educación Estatal que, junto con las Mesas Sectoriales de Educación de los diferentes territorios del Estado, deben desarrollar los diferentes puntos del Acuerdo. Para UGT "es importante establecer mecanismos de coordinación en estos ámbitos y entre las diferentes administraciones educativas territoriales, y prestar especial sensibilidad en la negociación de la situación del profesorado interino mayor de 55 años, con amplia experiencia profesional, de tal forma que no se vea excluido o imposibilitado de acceder a estos procedimientos de consolidación y condenado al desempleo en los últimos años de su actividad profesional antes de la jubilación".

    "Nuestro sistema educativo precisa anualmente para mantener sus actuales niveles y estándares de calidad y exigencia, y, lo que es mas importante, sus plantillas docentes, cubrir o reponer, anualmente como decimos, alrededor de 1.500 docentes que se jubilan, fallecen o por otras causas, salen anualmente del sistema educativo. Esta cifra supone que a lo largo del próximo sexenio será necesario incorporar a nuestro sistema educativo al menos a 9.000 docentes. Por ello, desde UGT reivindicamos que paralelamente a los procedimientos selectivos de consolidación, una oferta de empleo público docente para los próximos años, de al menos 10.000 plazas, que permita, a través de los procedimientos selectivos legalmente previstos, el ingreso en la función pública docente de nuevos profesionales, debidamente capacitados y formados en nuestras universidades o procedentes de otros sectores educativos y profesionales".

    UGT valora positivamente el Acuerdo para la Mejora del Empleo Público y destaca del mismo su doble compromiso de incluir medidas adicionales en la oferta de empleo público para reducir la tasa de empleo temporal en las administraciones públicas, consistentes en especiales procesos de consolidación del empleo destinados en nuestro sector a la conversión del profesorado interino y en precario en profesorado de carrera y con derechos, no sujetos o limitados por la tasa de reposición, junto con la oferta regular y anual de empleo público, esta si, todavía sujeta a tasa de reposición, que permite, al menos teóricamente, el mantenimiento de los estándares de calidad y exigencia de nuestro sistema educativo y sus plantillas docentes.

    Para finalizar, UGT también quiere destacar que reivindica y exige que las anteriores medidas y dotación de plazas previstas para el ingreso en la función pública docente valenciana se complementen con una oferta de empleo público regular y amplia, de al menos 1.000 plazas anuales, que permitan la promoción y carrera profesional de los docentes valencianos y su acceso entre los diferentes cuerpos docentes. "Tampoco aquí felizmente, debemos recordar, en este sistema de promoción y acceso entre cuerpos docentes se está sujeto a limitación o tasa de reposición".

    Subir