2 de diciembre de 2020 2/12/20

1.700 menores inmigrantes fueron atendidos por la Generalitat de enero a noviembre de 2008

  • La Comunitat Valenciana dispone de 13 centros específicos para menores con 141 plazas residenciales

Un total de 1.675 menores extranjeros no acompañados de 43 nacionalidades diferentes han sido atendidos de enero a noviembre de 2008, de los cuales 854 han sido altas nuevas, 307en Alicante, 493 en Valencia y 54 en Castellón.

Según ha indicado la directora general de Familia, Carolina Martínez, los 854 menores correspondientes a nuevas altas atendidos representa una media de dos nuevos menores diarios. Entre los 52 países de diferente procedencia de los menores destacan por el número de casos, Marruecos que con 318 que supone el 37,2% y Rumania con 175 menores el 20,4%, después ya con menos incidencia Ghana con 61 y Argelia con 51.

Carolina Martínez ha hecho hincapié en “la masiva afluencia de menores extranjeros no acompañados que en los últimos años ha sufrido la Comunitat Valenciana y que deben ser atendidos por el sistema de protección, tanto en los recursos residenciales específicos para ellos como en los destinados preferentemente para menores españoles”. En este sentido, ha situado en un 44% el volumen de las plazas residenciales que ocupan.

Asimismo, la directora de Familia ha subrayado que la atención a los menores extranjeros en la Comunitat Valenciana, tanto a través de las plazas residenciales como los acogimientos familiares, suponen para la Generalitat un coste superior a los 20,6 millones de euros al año.

También ha destacado el esfuerzo del Consell “para ofrecer una atención adecuada a los menores que necesitan protección, para lo que la Generalitat ha incrementado en función de las necesidades los recursos de atención residencial y diurna y ha reforzado la calidad con la especialización y diversificación de los centros”.

De las 854 nuevas altas, un total de 783, el 91,6%, corresponden a menores que han estado acogidos por algún período en centros y un 8,4% en régimen de acogimiento familiar. La mayoría de estos menores, concretamente 667 (el 78,2%) son varones y 187 mujeres (el 21,8%). La edad mayoritaria se sitúa entre 16 y 18 años, aunque “algunos tienen más, y ocultan su edad”, ha advertido Carolina Martínez. Así, uno de los principales problemas detectados por los organismos involucrados, es concretar la edad de los menores recién llegados.

Red de centros
En la actualidad, la Comunitat Valenciana dispone de una red de centros de menores que se eleva a 147 y 2.223 plazas tanto de titularidad pública, municipal y de entidades sin ánimo de lucro. De ellos, un total de 90 son de carácter residencial, con 1.248 plazas.

Además, para dar respuesta al fenómeno migratorio de los menores extranjeros, la Comunitat Valenciana dispone de 13 centros específicos para menores extranjeros del sistema de protección con un total de 141 plazas residenciales. No obstante, la atención residencial se realiza también en cualquiera de los centros de la red de protección, especialmente en Centros de Recepción.

Paralelamente a la atención que los menores reciben en la red de centros de la Generalitat, la Conselleria de Bienestar Social ha subvencionado en los últimos años a la Asociación Valenciana de Ayuda al Refugiado (AVAR) un programa de atención integral a menores con el objetivo de atender a menores extranjeros en centros de la Generalitat.

Entre las actividades que se desarrollan con esta iniciativa para facilitar la integración en los ámbitos escolar, residencial y social, se presta asesoramiento legal, enseñando la lengua española y la contextualización cultural, apoyo al desarrollo psicosocial, actividades de salidas los fines de semana y tiempo libre.

Los menores extranjeros también son beneficiarios de los programas de inserción laboral para menores del sistema de protección que financia la Conselleria de Bienestar Social.

Protocolo de actuación
Respecto al protocolo de actuación con los menores, la directora general de la Familia ha explicado que cuando los menores son detectados son atendidos, en un primer momento, en un centro de primera acogida, “con el objeto de proceder al estudio de su situación personal, social y familiar, y de su entorno, para elaborar la correspondiente propuesta de medida de protección”.

Estos centros son establecimientos residenciales abiertos, de atención inmediata y transitoria, de carácter integral de acogida a niños y adolescentes en el momento den que se produce la necesidad por razones de desprotección. En estos casos, según indica Carolina Martínez, la Conselleria de Bienestar Social comunica la situación a la Fiscalía de Menores y a la Subdelegación de Gobierno, “con el propósito de facilitar el reagrupamiento familiar siempre que sea posible, o en su defecto articulando medidas de procesos de inserción intensivos”.

También ha matizado que la Generalitat presta a los menores extranjeros “la misma atención que a los menores nacionales”, pero, primando en su condición de inmigrantes, “la realización de programas que faciliten su integración social, cultural y laboral, procurando respetar al mismo tiempo su idioma, su religión y sus hábitos culturales”.

Subir