27 de septiembre de 2020 27/9/20

14.000 alumnos de secundaria participan en acciones de integración

  • El 13 por ciento de estos estudiantes son extranjeros; la mayoría ecuatorianos, rumanos y marroquíes

  • Junto a los alumnos, han participado casi 2.000 personas, entre padres, madres y profesores

  • Blasco: “Integrar a todos los estudiantes es el objetivo de la Red de Centros Educativos Solidarios”

Durante el primer trimestre del curso, un total de 13.850 alumnos de secundaria de la Comunitat Valenciana, pertenecientes a la Red de Centros Educativos Solidarios, han participado en numerosas acciones encaminadas a lograr la integración en las aulas. Esta iniciativa puesta en marcha por la Conselleria de Inmigración y Ciudadanía, a través de Fundar, es pionera en España y apuesta por comprometer a los centros en la educación en valores de sus estudiantes, a través de un catálogo común de actividades. En este proceso educativo participan no sólo los alumnos, sino también los padres, las madres, los profesores y los agentes sociales implicados con el entorno.

Según el conseller de Inmigración y Ciudadanía, y presidente de Fundar, Rafael Blasco, “esta iniciativa que implica a toda la comunidad educativa ha arrojado unas cifras muy positivas en los primeros dos meses. De los casi 14.000 alumnos participantes, el 13% son extranjeros, por lo que se cumple el objetivo de fomentar la convivencia y lograr la plena integración de todos estudiantes a través de acciones solidarias”.

El 13% de los alumnos participantes son extranjeros y destaca, por este orden, el colectivo de estudiantes de origen ecuatoriano, rumano, marroquí y colombiano. Junto a los alumnos, también han participado en las actividades casi dos mil personas, entre madres, padres y profesores.

En total, son 15.350 las personas que han participado en 37 acciones solidarias como talleres, documentales, exposiciones, programas de radio, visitas o charlas. Los temas en los que se centran estas actividades pasan por los derechos humanos, la lucha contra el racismo y la xenofobia, la tolerancia, la convivencia o el asociacionismo, entre otros.

Para llevar a cabo estas acciones, el programa de Solidaridad en el Aula, cuenta con la participación y colaboración de distintas entidades sociales que son las que organizan las actividades. Se trata de Cruz Roja; Fundación Ana Frank; Federación de Centros Juveniles Don Bosco; Movimiento contra la Intolerancia; Tyrius; Médicos sin Fronteras; ONCE; Tierra de Hombres; Acción Social USOCV; Asociación Santa Bárbara; Fundación Save the children; y CONCAPA, entre otros.

Junto a las actividades de estas entidades que los 36 Centros Educativos Solidarios han escogido, se encuentran otras cuatro acciones que comparten todos los colegios e institutos participantes y que se propusieron desde Fundar. De ellas, destaca la Hucha Solidaria que propone la recaudación de fondos en las clases para financiar proyectos relacionados con la inmigración, la infancia y la juventud. Cada centro escoge el plan que subvencionará con lo recaudado y cuyo presupuesto fuera inferior a los cinco mil euros.

La Comunitat Valenciana se encuentra a la vanguardia de la solidaridad y, prueba de ello, es el compromiso de los centros docentes por educar a sus alumnos en valores como el respeto, la tolerancia, la integración o la convivencia”, señala Blasco.

La Red de Centros Educativos Solidarios tiene su origen en el éxito de la iniciativa Solidaridad en el Aula: una serie de charlas programadas en los colegios e institutos para sensibilizar a los estudiantes sobre asuntos como la solidaridad, la tolerancia o los derechos humanos. Tras sensibilizar a más de 20.000 jóvenes en seis ediciones, la iniciativa se ha trasladado a los propios centros para que sean ellos los que se comprometan elaborando un programa de actividades, todas ellas, financiadas por Fundar.

Subir