Dilluns 18 de Desembre de 2017

-Sobre la pasta, l’Estatut y el gobierno simpático :: Vox Populi :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
: Vox Populi

Sobre la pasta, l’Estatut y el gobierno simpático

27/01/2010 Salvador García Raro
recomendar
imprimir
recomendar
a mis favoritos
Dice un tal Óscar Molina en un artículo publicado en “Clases Medias” (12 de diciembre) que está cansado de que “vivan de su pasta”. No se libra nadie: los gobernantes de la propaganda y políticos de segunda fila, los sindicalistas que colgaron su mono de trabajo prematuramente, los artistas trasnochados con derechos propios y ajenos, los arribistas y advenedizos hijos de todos los anteriores, etc. Y es que en el fondo lo que nos deja la vida hoy en día tan sólo es eso, obligaciones para con el fisco y otras tantas imposiciones que se alimentan del esfuerzo de la nueva especie en extinción en España, el trabajador.

Suscribo cada palabra de este escrito que denuncia la creación de todo un entramado de entidades públicas que se han convertido en una “máquina de gastar”. Gastar la pasta de cada uno de nosotros, los contribuyentes. Me pregunto de qué van a vivir los ostentosos que ostentan (cargos públicos) si no hay trabajador que lo sufrague. Y resulta que “gastar” suena despectivo porque implica destruir, asolar, consumir y deteriorar. El sistema público es un ideal honorable pero utópico. Educación, cultura, sanidad, justicia, todo público, sí, pero que funcione. Eso desgraciadamente, no se consigue. A cambio de nuestro esfuerzo diario traducido en retenciones se crean políticas educativas que mejoran los niveles culturales de los jóvenes, políticas hídricas que garantizan un reparto equitativo del agua, políticas de sanidad que aseguran una atención digna al contribuyente, políticas de vivienda que me brindan oportunidades para acceder a una vivienda, políticas de trabajo que me aseguran el empleo al acabar mi licenciatura de cinco años… nuestros empleados en el poder están por otra labor y se dejan de estas gaitas.

Crean supuestos puestos públicos que resultan ser para unos pocos. Inventan doctrinas para los estudiantes, ávidos de video-juegos y no tanto de conocimiento, embotan las neuronas a los adolescentes con facilidades inicuas y desautorizan a profesores y padres. Promueven cánones que imponen artistas de tres al cuarto porque resultan ser colegas y se afanan por parapetar a los prebostes de l’Estatut y de otros varios “gloriosos mini-estados autonómicos” en pro del fomento de un odio a España (como dice el tal Molina). Todo esto mola y es moderno, creen nuestros amigos simpáticos del gobierno, pero esto no marcha. Afortunadamente nos damos cuenta cada vez en mayor medida, y es que a la fuerza nos abren los ojos desde nuestros países vecinos europeos. Habrán notado el espanto de éstos cuando mentan a su nuevo presidente rotativo en la Unión.

Hace poco que descubrí a una de esas mentes preclaras que vadean en la izquierda socialista española, Joaquín Leguina. Sólo necesita tres frases para demostrar el abismo que le separa de la política del gobierno actual. Afirma que lo de l’Estatut es para tomárselo a risa o echarse a llorar e insta a más de un presidente a “opositar” como él hizo tras acabar su carrera en París. Yo añado: espero que no oposite en Catalunya, Balears, País Vasco e incluso Comunitat Valenciana, no vaya a necesitar un título de idioma diferente para cada una de ellas; ¡con lo sobrados que van ellos de idiomas!


RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Avís Legal | Publicitat | Correu

 
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil