Dissabte 18 de Novembre de 2017

-Las mentiras de la crisis :: Vox Populi :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
: Vox Populi

Las mentiras de la crisis

15/05/2012 Gabriel Alcolea
recomendar
imprimir
recomendar
a mis favoritos
Llevamos cuatro años de “crisis” y los únicos datos claros y evidentes de la misma han sido sus cuatro millones de desempleados, que, sumados a los que había, completan esos casi seis millones de personas pasando calamidades.

Por fin, y después de tanto tiempo, los españolitos de a pie hemos podido comprobar como, día a día, mes a mes, año a año, el Gobierno anterior, como el de ahora, nos han estado mintiendo. La crisis no procedía de los bancos americanos y sus hipotecas. La crisis no era consecuencia directa del desplome de la construcción. La crisis no era por haber gastado más de lo que teníamos. La crisis no ha venido por no tener dinero. La crisis, lo que ellos, los políticos serviles del poder económico, llaman crisis, ha sido un totum revolutum encabezado por una sanguinaria y especulativa Ley del Suelo y continuada por la ceguera del sistema financiero español, arrastrando con ellos al resto de la sociedad española.

La deuda privada española (300% del PIB), donde se llevan la palma los grandes empréstitos para las corporaciones inmobiliarias, el 80% en situación de mora, y los cientos de miles de millones de euros del endeudamiento bancario, es la que ha tenido la culpa de la paralización de este país en cuestión de días. Los bancos, el sistema español en pleno, tan aplaudido otrora por todos los políticos de turno sin excepción, no pueden responder a los pagos que se les vienen encima. Colapso total.

Los distintos Gobiernos (el Estado no tiene culpa alguna; está preso del necio comportamiento de Zapatero y Rajoy y, sobre todo, porque España no tiene una Jefatura de Estado digna, legal, legítima y elegida por todos los españoles que pusiera en su sitio a estos mangantes) de España, cada uno a su manera, han intentado manipular las cuentas del Estado y del sistema financiero, con la anuencia de sus vigilantes y reguladores, empezando por el Gobernador del Banco de España.

El caso de Bankia –y los que vendrán después– fue y ha sido el ejemplo de cómo los trapicheos no conducen a ninguna parte. Las ingenierías financieras, estilo Mario Conde, por no decir un adjetivo más grueso y del sur italiano, los chanchullos políticos, el obscurantismo, el amiguismo, han seguido y siguen marcando el made in Spain. Somos el hazme reír del mundo.

Rajaoy creía que podría engañar a los españoles a base de decir que no hay dinero y hacer los recortes pertinentes para su deseada privatización del suelo patrio. Muchos ya lo sabíamos, pero Bankia les ha descubierto totalmente. Ese es su verdadero rostro. Ese es su objetivo: Privatizar, privatizar…

Sin entrar en la cantidad de barbaridades financieras, económicas e, incluso, contables, que están llevando a cabo para tratar de disfrazar los descalabros de toda la crisis y confundir a las personas ingenuas y desconocedoras de estas prácticas mafiosas, el “caso Bankia” (o mejor llamarlo el “caso Rato”) les ha explotado en la cara y ha sido la chispa que servirá para adelantar el prólogo de las luchas intestinas en el PP.

Rato le regaló el puesto de heredero a Rajoy en su momento. Su estrepitoso fracaso en el FMI le impedía hacerse cargo de la herencia de Aznar. Además, Rato es un hombre que no vive “del aire”. Necesita fuertes sumas dinerarias para su cotidiana vida. Ahora, además, se ha confirmado la mala praxis en su etapa como ministro de Aznar. Un hombre que sólo sabía hacer una cosa: privatizar y poner el precio del suelo por las nubes.

Rato ha de irse. El ridículo es mayúsculo y Rajoy le ha devuelto el “regalo” con una puñalada trapera. No lo olvidará. Y su amiga doña Esperanza, tampoco. Les han quitado “su” Caja.

Empieza (o continúa…) la privatización… de España.

¡No va más…!


RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Avís Legal | Publicitat | Correu

 
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil