Dilluns 11 de Desembre de 2017

-La Comunitat Valenciana sobrevive a su peor temporal en cuarenta años :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Meteorología -  torrevieja
23/01/2017 | Fran Raga  

La Comunitat Valenciana sobrevive a su peor temporal en cuarenta años

recomendar
imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
ver en PDF

Carreteras cortadas por la nieve, pueblos sin luz, inundaciones, paseos marítimos destrozados, calles inundadas, conexiones de tren interrumpidas, municipios enteros aislados y hasta un ministro pidiendo disculpas por la necesidad de revisar protocolos de actuación ante este tipo de emergencias, estas fueron solo algunas de las consecuencias que dejó el peor temporal en cuarenta años, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en la Comunitat Valenciana. Durante el día de hoy todavía se mantienen avisos amarillos en toda la zona litoral de las provincias de Castellón, Valencia y el norte de Alicante, en la comarca de La Marina Alta. Como referencia, cabe destacar los valores de la ciudad de Valencia, donde en los últimos dos meses se han recogido algo más de 510 litros por metro cuadrado, cuando la cantidad total en un año medio suele ser de 475, una lluvia que supone casi tanta como toda la recogida entre los años 2013 y 2014.

En cuanto a la nieve, uno de los grandes protagonistas de la jornada, hay que hacer obligatoria mención a la histórica nevada sobre diferentes municipios de la Marina Alta y La Safor, esto es, el sur de Valencia y el norte de Alicante, que llevó la nieve hasta las playas del Arenal en Xàbia o a puntos de Oliva, Benissa o Xeraco, entre otros municipios costeros de la Comunitat. En Vilafranca (Castellón), no se recuerda una nevada similar desde 1989, situándose este pasado temporal entre los peores de los últimos cien años en la localidad, mientras que Morella registró la nevada más intensa desde hace 100 años. Asimismo, las fuertes nevadas obligaron a cortar carreteras como la A3 a la altura de Buñol o la A7 a la altura de Alcoy. En el primero de los casos, el corte provocó que decenas de conductores quedasen atrapados en la principal vía por carretera entre Valencia y Madrid, lo que les obligó a hacer noche en sus propios vehículos, provistos de mantas facilitadas por los cuerpos y fuerzas de seguridad y con escasos víveres para sobrevivir las heladas de la noche. Este hecho provocó que el Ministro de Fomento, Íñigo De la Serna, pidiese disculpas por el corte de carreteras y trenes y que anunciase la revisión de los planes de emergencia. En este sentido, la caída de torres de alta tensión fueron uno de los motivos de los cortes de la A3, algo que además de imposibilitar el paso de las quitanieves, provocó que varios pueblos del interior de la provincia de Valencia quedasen sin luz durante varias horas.

Otros municipios, en este caso al sur de la provincia de Alicante, rompieron el récord de hasta 91 años sin ver cuajar la nieve. Es el caso de Torrevieja, en la Vega Baja, donde hacía más de nueve décadas que no cuajaba este tipo de precipitación. Este enclave turístico registró hasta 115 litros en el que ya se recuerda como un temporal histórico, que dejó seis días de precipitaciones, viento y bajas temperaturas en una zona caracterizada por sus altas temperaturas y tranquilidad atmosférica. Por su parte, el granizo también hizo acto de presencia en muchos municipios valencianos, siendo especialmente significativo el caído en la ciudad de Gandia, que cubrió de blanco las calles de la ciudad, a modo de nieve.

Además de los cortes de carreteras, nuestra autonomía sufrió el corte de vías de tren, especialmente las del AVE, que vieron interrumpido su servicio entre Albacete y Alicante debido a las fuertes nevadas que se registraban entre ambas capitales. Para ello, Renfe dispuso un plan alternativo de transporte en autobús desde Valencia, hacia donde desviaron los trenes atrapados por la tormenta.

Paseos marítimos arrasados

En otros municipios valencianos, especialmente en la provincia de Castellón, el problema más destacado fueron los relacionados con las lluvias, que dejaron más de 160 litros por metro cuadrado en enclaves como Burriana y que destrozaron paseos marítimos en zonas, ya de por si castigadas por la erosión marítima y el oleaje, como Almenara, Oropesa, Xàbia o Cullera. En el primero de los casos, recogido por diversos medios a nivel nacional, el mar se ha engullido literalmente un paseo que continuamente sufre las inclemencias del clima, debido, entre otros factores, a la construcción y urbanización excesiva del margen litoral de la playa. En la ciudad de Valencia destacan las playas del sur del término municipal, donde la situación es especialmente preocupante en la zona del Saler, en la que el mar ha acabado por destrozar el paseo marítimo de la zona de Casbah, dejando varias vivienda sin protección alguna frente a la acción del Mediterráneo.

 

  • Currently 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
: 0.0/5

03/12/2017 - Chuzos de Punta
Autopistas a 30 megas
07/12/2017 - Camins de l´Alcora
Al rescate de mi viejo Belén
04/12/2017 - Un valencià en Grenoble
Una nova oportunitat per als valencians
11/12/2017 - Picos Pardos
Diciembre. Consumo. Género
07/12/2017 - Piedras vivas
La llamamos Inmaculada porque lo es
08/12/2017 - Columna de Michel
¿Globalización o nacionalismos?
10/12/2017 - Editorial
Los ultraconservadores
09/12/2017 - Reflexionando, que no es poco
Carles Puigdemont: El Caguetas
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil