-Peñíscola, plató del corto de Diego Latorre :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtubelasprovincias.es
Domingo 1 de mayo de 2016 |
google
elperiodic.com
Edición Peñíscola
Publicidad
Cultura y Espectáculos

Peñíscola, plató del corto de Diego Latorre

26/09/2012 | elperiodic.com  
recomendar
imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
ver en PDF

El conocido ilustrador vinarocense Diego Latorre, que cuenta en su currículum con ilustraciones para la gran factoría Marvel, ha dado el salto a la narrativa audiovisual con el rodaje de su primer cortometraje "Ojalá que despierte y no busque razones, BLINK".

Peñíscola, plató natural para el rodaje de la historia que cuenta Latorre, ha comenzado a llenarse de cámaras y focos en los días de rodaje.

Los actores principales del corto, Fele Martínez, Eduardo Casanova y Macarena Gómez, han pasado estos días por la Ciudad en el Mar, en este proyecto "innovador y timbartiano" tal y como valoraba la propia actriz que se convierte en una animación para la película.

Comparta este artículo
  • Currently 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 0.0/5
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Humor
Ditalulling
Opinión
24/04/2016 - Picos Pardos
Personas sin hogar
29/04/2016 - Camins de l´Alcora
Pío, el cocinero de los peregrinos
28/04/2016 - Piedras vivas
Perpetuo Pentecostés
26/04/2016 - Solo es una opinión, Ud. perdone
Malditos mosquitos
28/04/2016 - La Palestra
1% de mayo
23/04/2016 - Chuzos de Punta
Urbanismo de transición
27/04/2016 - El Puntero
Justicia y Economía
26/04/2016 - La Diana
La verdad sobre el Arenal Sound
26/04/2016 - Columna de Michel
Que cada palo aguante ahora su vela