Diumenge 22 de Abril de 2018

-No con mi silencio / Las libertades con la marcha atrás puesta :: Solo es una opinión, Ud. perdone :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Solo es una opinión, Ud. perdone
Solo es una opinión, Ud. perdone
Por J. P. Enrique

No con mi silencio / Las libertades con la marcha atrás puesta

12/02/2018
4 comentarios
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Hace años un dictador alemán cometió atrocidades contra los judíos. De aquel horror nadie se olvida porque miles de libros, cientos de películas, reportajes, museos e informativos nos lo recuerdan continuamente. Fue un genocidio sin paliativos. Por si alguien se atreve a cuestionarlo hay leyes, en Israel y en muchos países, prohibiendo la negación  del holocausto y la exaltación de Hitler. Curiosamente no hay leyes  que castiguen con la misma dureza los horrores cometidos por otros dictadores. Aquí mismo sucede con la dictadura franquista. Sigue estando implantada en la sociedad y hasta forma parte de cuerpos policiales  encargados de preservar la ley y mantener el orden. Se les trata con guantes de seda.

Curiosamente el pueblo judío, que recuerda a las nuevas generaciones de todo el mundo sus sufrimientos, ha pasado a convertirse en verdugo para cometer, con impunidad, atrocidades contra el pueblo palestino. Y eso sucede con mayor énfasis desde que coinciden un gobierno de extrema derecha en Israel y otro en EEUU.

Saltándose todas las resoluciones de la ONU Israel se ríe  como se ha reído siempre de los organismos internacionales sin que ello tenga consecuencias.

Llevan años asentando colonos en Cisjordana derribando viviendas palestinas. Aplican la tortura y disponen de un arsenal nuclear. Nadie les acusa.

 El gobierno de Israel se ceba con  especial dureza  en la franja de Gaza. Allí mantiene bloqueadas, desde hace diez años, a dos millones de personas tras tres guerras en las que destruyó instalaciones eléctricas, reservas de agua (el 95% no es hoy apta para el consumo), hospitales, escuelas y depuradoras.  Los gazatíes no pueden pescar ni siquiera  bañarse en su mar. No se les permite salir y entrar allí lo que los israelitas no quieren que entre. La potencia ocupante se lo prohíbe casi todo y esa potencia olvida, como debería, ocuparse de la salud, la educación y el trabajo de sus habitantes. Prohíben hasta la entrada de cemento o tuberías con la excusa de que pueden ser usadas como armas contra ellos.

Hoy Gaza solo puede usar, bajo mínimos, la única central eléctrica que posee. Solo da para cuatro horas de luz al día, con las consecuencias que ello tiene para fabricar productos o para operar en los hospitales.

El mar de la franja es una gran cloaca pestilente  que ya ha producido daños medioambientales irreparables, inservible para el baño y para la pesca. No hay trabajo ni posibilidades de emigrar. Los palestinos de Gaza y de los campos de refugiados de Jordania, Líbano, Cisjordania y Siria dependen únicamente de la ayuda internacional de  UNRWA, la agencia de la ONU para refugiados palestinos. Una ayuda que Trump acaba de cortar, algo que se une a su decisión unilateral de considerar, en contra de los acuerdos internacionales, a Jerusalén como capital de Israel.

La crisis humanitaria de Gaza está ahí, con el mismo silencio del de los alemanes que callaban ante el genocidio judío. Un silencio que mata. Avergüenza que la Europa de los derechos  humanos calle ante lo que ve y  hasta permita que el pueblo que fue víctima y que hoy es verdugo  tenga hasta el privilegio de  participar  en el Festival de Eurovisión y en  la copa de Europa de futbol, sin ser un país europeo.

No sucede todo por casualidad, detrás hay un plan para construir el Gran Israel. Detrás está la desestabilización de Siria y Líbano. Los papeles de Wikileaks ha sacado a la luz lo que se decían Tel Aviv y Washington: el  plan es “mantener a la economía de Gaza en el nivel más bajo posible, al borde de la crisis humanitaria.”

Lo que allí sucede, a pesar de que son nuestros vecinos, es muy grave y no es noticia como debería serlo. La noticia es Corea del Norte, Siria, Venezuela e Irán. De allí nos cuentan todo lo malo sabido y por saber. El lobby judío se ocupa de tocar las teclas necesarias para silenciar lo que están haciendo.

 Yo no puedo hacer otra cosa que poner mi voz  para denunciarlo y ayudar económicamente  a la UNRWA.

LAS LIBERTADES CON LA MARCHA ATRÁS PUESTA

Además del deterioro social y de la desigualdad creciente, vivimos tiempos de retroceso de libertades. Parece que la bandera de la libertad ya no es necesaria al menos como lo era en los tiempos del comunismo. Prima el orden (un orden) e imponen sus principios  determinados grupos. El respeto a  las minorías ya no está en la agenda. La democracia se está devaluando.

Tras las restricciones a la libertad de manifestación, asistimos  a denuncias por expresar una opinión, a la censura de una exposición plástica y a la condena por un fotomontaje.

A esto último me voy a referir: Como es sabido un joven jornalero acaba de ser condenado   a pagar una multa por cambiar el rostro de Cristo de una imagen por el suyo. La sentencia se apoya en una ley  sobre ofensas a los sentimientos religiosos.

Es una ley que encaja con leyes islamistas que prohíben ofender a la religión y  representar a sus dioses. Unas leyes, al igual que la nuestra, que parece venir de unos tiempos  que creíamos superados.

¿Cómo puede amparar el derecho que una persona se sienta ofendida? El sentirse ofendido es algo muy personal. Alguien puede sentirse ofendido por cualquier motivo. Castigar eso es amparar una determinada moral. Por ese camino cualquier día, alguien puede sentirse ofendido porque un domingo yo vista con chándal y me vaya a pasear por el Clot en lugar de asistir a un acto religioso. ¿Podrá denunciarme y un juez multarme o meterme en la cárcel cundo otra persona se sienta ofendida porque yo actúe según mis principios y mi libertad?  ¿Dónde vamos por ese camino? 

HAY DOS SOCIALISMOS

Unos que abrazan el neoliberalismo hablando de socialismo y otros que sueñan con otra sociedad más justa.  Al primero pertenecen F. González, S. Diaz, Narcís Serra, A.Guerra, Corcuera, P. Sánchez, Zapatero y un largo etcétera. Los primeros, diciendo lo que quieren oír los segundos captan sus votos y a partir de ahí comparten mesa con millonarios y se instalan en sillones bien retribuidos sea en Cajas u organismos públicos. Como ha pasado en Alemania, a Sánchez le veremos formando  gobierno con M. Rajoy si se dan las circunstancias para ello.

  • Currently 3.10/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.1/5

 
Vigorhumus
Libertades
Efectivamente se han recortado un sinfín de libertades y en cambio se ha aumentado la tolerancia al libertinaje.
Han prohibido fumar en los bares y restaurantes cuando lo lógico es que hubiera para fumadores y no fumadores para que cada uno tuviera la libertad de poder elegir.
Nos obligan a llevar cinturón en el coche o casco en la moto negándonos la libertad para elegir como queremos ir.
A los maestros los tienen maniatados pero a los alumnos y a sus padres se les permiten todas las libertades para amedrentarlos.
Los padres no pueden castigar a sus hijos pero estos pueden permitirse cualquier atrocidad con ellos.
Y así un sinfín de normas que restringen las libertades de las personas.
Uno puede hacer una parodia burlándose de la iglesia cristiana y se ve como gracioso, pero si la hace sobre los gays en homófobo y facha.
Uno puede burlarse de la bandera o del Rey y también es gracioso pero si le dices un piropo a una mujer estás condenado.
Enviado el 14/02/2018    
 
JPE
Será muy lógico lo de hacer dos espacios en los bares unos para fumadores y otros para no fumadores como se empezó haciendo en un principio, pero ¿se acuerda? Las voces se alzaron porque era meterse en gastos extraordinarios. Luego, lo de no fumar iba a acabar con los bares y ha servido para aumentar las terrazas y que los fumadores puedan hacerlo allí.
No es un invento de ZP es algo muy habitual en toda Europa.
En lo del cinturón estoy de acuerdo. Yo tampoco me lo pondría aunque se que evita muertes y lesiones y evita pagos a las aseguradoras.
Por lo demás ¿está seguro que es gracioso criticar a algunas instituciones sin problemas?
Enviado el 15/02/2018    
 
Vigorhumus
Sr. JPE
No me ha entendido exactamente. Yo no he dicho que en los bares haya dos espacios, uno para fumadores y otro para no fumadores. Me refería a que cada local tenga la libertad de poder elegir si se puede fumar o no. De esa forma los clientes pueden elegir entre un local libre de humo o un local donde se pueda fumar. En Suiza por ejemplo, los hoteles suelen tener un local habilitado para fumadores dentro del mismo hotel. En Alemania en los locales donde no se sirve comida y la entrada está prohibida a menores (aquí muy conocido por PUB) se puede fumar libremente. Hay restaurantes que permiten fumar a partir del momento que se han acabado las comidas (de todos los comensales) y se puede hacer la sobremesa fumando.
En Noruega no sirven bebidas alcoholicas antes de las 12 del mediodía pero te habilitan un espacio para que puedas fumar a cualquier hora.
Está claro que aquí en España a la hora de prohibir (restringir libertades) somos punteros.
Enviado el 16/02/2018    
 
Molt bona opinió i certa, com sempre.
Enviado el 13/02/2018    

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Avís Legal | Publicitat | Correu

 
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil