Diumenge 19 de Novembre de 2017

-Abusos del Sabadell y otros bancos / ¿Y la política? :: Solo es una opinión, Ud. perdone :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Solo es una opinión, Ud. perdone
Solo es una opinión, Ud. perdone
Por J. P. Enrique

Abusos del Sabadell y otros bancos / ¿Y la política?

23/10/2017
3 comentarios
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Las entidades bancarias que, cuando España iba bien, se lanzaron a conceder préstamos irresponsablemente en su ansia de cobrar comisiones para hinchar sus cuentas de resultados, acabaron en la quiebra o en la UVI.

A salvarlas de la muerte o sacarlas de su estado de coma acudió el Estado “protector de los grandes” que por serlo pueden ganar dinero (y es mérito de lo inteligentes que son) o pueden perderlo (y en ese caso no podemos permitir que se derrumben).

Ante la enorme bancarrota todos “teníamos la obligación” de acudir en su ayuda. Para que nadie dejara de ayudarles el Estado  decretó que lo hiciéramos  todos  a través del IVA, las pensiones, los salarios, las rebajas de derechos sociales y una dura reforma laboral. También lo hizo (y lo sigue haciendo) el BCE facilitándoles dinero al cero por ciento. Los políticos legislaron para sacar de los balances de los bancos los productos más tóxicos y meterlos en  la SAREB, una entidad que recoge activos basura aplazando la contabilización de las pérdidas. Hasta que ese momento llegue la fiesta nos ha costado alrededor de 80.000 MM de euros.

En este país no hay bancos públicos (si los hay en otros grandes países europeos) porque a fuerza de repetir que la eficiencia está en la iniciativa privada los privatizaron todos y los “eficientes bancos privados” con la astronómica cifra de ayudas en sus manos se dedicaron:  1) a cerrar oficinas  dejando a muchos pueblos sin servicio, 2) a despedir a miles de trabajadores, 3) a cobrarnos  comisiones cada vez mayores y 4) a mandarnos a todos a los cajeros o al móvil para realizar operaciones sin molestarles.

Me pregunto si, de haber habido bancos públicos éstos hubieran actuado igual o lo habrían hecho  con más prudencia y buscando obtener rentabilidad social. También me pregunto si las entidades públicas se dedicarían a forzar a sus directores a endosar con calzador tarjetas, seguros y otros productos. De esos abusos en la venta de seguros voy a hablarles y también de cómo defenderse.

Me hablaba un cliente de lo que le ha sucedido en el Sabadell  de Burriana que le ha impuesto un seguro de vida de 50.000 euros con un coste de 3.000 euros que para hacérselo más llevadero se lo han añadido al montante del préstamo solicitado.

Al estudiar el caso  y leerme el contrato comprobé que le habían cobrado una prima única por seguro de vida  que cubría todos los años  del préstamo.

Si a una persona le interesa hacer un seguro así, nada hay que alegar, se acepta y punto final. Pero si considera que le han endosado algo que no quiere y su voluntad es revocarlo, es muy fácil: basta leerse  el contrato del seguro y ver que  hay una cláusula que pone: “durante 30 días tiene derecho a anular, sin ninguna explicación, el contrato firmado”.

Acogiéndose a ese derecho acuda a su banco y exíjales que le devuelvan la exagerada prima cobrada que Ud. no quiere pagar. Seguramente saltarán en cólera  y hasta puede que el director le diga, como le han dicho a la persona que me contaba el caso. “si pudiera te anularía la hipoteca firmada”. No le haga el menor caso. Está en su derecho. ¡Aproveche lo que la ley dice en letra pequeña! Sepa también que si le dan largas basta con que, dentro de los 30 días,  mande un burofax dirigido a la compañía aseguradora.

Sepa también que, aunque le devuelvan la prima pagada, puede Ud. ir más allá y demandar al banco por  haberle incrementado abusivamente el importe de la hipoteca ocasionándole mayores gastos de notaría, impuesto de actos jurídicos documentados, comisión de apertura y gastos de cancelación.

Sienta la satisfacción de ponerles a raya al coste de verse obligado a cambiar de banco si en el futuro necesita  otro crédito y sigue ahí el mismo director, el cual no será consciente del papel que le obligan a hacer hasta que le echan.


¿Y LA POLÍTICA?

Quiero pensar que no. Que hay tiempo. Que lo del 155 se diluirá antes de su aplicación. Que la DUI no se llevará a cabo. Quiero pensar que serán razonables y negociaran. Pero me cuesta. Me cuesta porque los ánimos están cada vez más enconado y los acólitos de unos y otros no razonan con la cabeza sino con el hígado.

¿A Rajoy y sus socios no les ha interesado escuchar la segunda respuesta de Puigdemont afirmando que no proclamó la independencia? ¿Al independentismo le interesa forzar actuaciones irracionales del gobierno para así cargarse de argumentos y poder denunciarlas?

Con un artículo tan vacío de claridad y por lo tanto arbitrario como el  155 ya en marcha, cabe esperar una declaración unilateral de independencia.

A nivel de la calle los ánimos están cada vez más enconados. El anticatalanismo aumenta y se radicaliza y hace lo mismo el separatismo “No quiero que mi farmacéutico me de ninguna medicina elaborada en Cataluña”. ¿Dónde está la racionalidad? ¿Dónde la política? ¿Dónde están los dirigentes que necesitamos? Si la política es “ley y policía” sobran los políticos.

 Ya tenemos la solución que exigían  Ciudadanos y los duros y las cabezas pensantes del Psoe  que han ido de tertulia en tertulia dejando satisfechos a quienes llevan años utilizando el anticatalanismo como  un vivero de votos.

Las mismas fuerzas que dicen que habían pactado  un 155 suave y  elecciones inmediatas, finalmente han acabado aceptando que se celebran en seis meses (para ver si así se enfrían los ánimos como no sucedió con Pedro Sánchez) y han acordado que el PP gobierne en Cataluña, controle a los mossos, controle las finanzas, destituya a todo el gobierno, suspenda las competencias del Parlament y hasta que tome el control de los medios de comunicación públicos con el eufemismo de que “haya pluralidad”, algo que brilla por su ausencia en la TVE que controlan por decreto desde que accedieron al poder.

  • Currently 3.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.0/5

 
jose megias verges
Bancos y el 155
Los bancos ya se preocuparan de que no se declare ninguna guerra ,ni lo permitiran antes de que terminemos de pagar las hipotecas y prestamos. La inflación es la madre del paro, y la ladrona invisible de quienes han ahorrado-Nuestra sociedad ha llegado el momento que no adora el becerro de oro ,sino el oro del becerro.
El 155. es como el prospecto de los medicamentos ,tiene mas efectos adversos que mejoras en el tratamiento

Enviado el 25/10/2017    
 
A l'Alcora deien...
Segons qui és, el pelen!
Per a mi estem en una mafiocràcia. La que governe és el que ix a les TV, el que mane (la màfia del mercat), no apareix per cap lloc, però...
Enviado el 23/10/2017    
 
paco planelles
Sentido comun
El nacionalismo fruto de la frustración es imprescindible para el fútbol. Pero para sobrevivir es imprescindible la racionalidad. España se está suicidando alegremente. ¡Que pena más profunda!
Enviado el 23/10/2017    
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil