-Libertad de expresión sin libertad de pensamiento (JL. Sampedro) :: Solo es una opinión, Ud. perdone :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Martes 25 de noviembre de 2014 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
Columna de opinión
Solo es una opinión, Ud. perdone
Solo es una opinión, Ud. perdone
Por J. P. Enrique
Añadir "Solo es una opinión, Ud. perdone" a mi lector RSS

Libertad de expresión sin libertad de pensamiento (JL. Sampedro)

11/06/2011
13 comentarios
recomendar
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
Tras unas votaciones, siempre he escuchado decir: “El pueblo es inteligente, sabe lo que quiere  y ha votado con sabiduría”.

Yo, por mi parte, siempre he dudado de esa supuesta sabiduría, porque si los pueblos como tales fueran tan sabios, en Alemania no habrían elegido a Adolf Hitler, ni  Fujimori (dictador encarcelado por corrupto en una lujosa y  placentera mansión que es cualquier cosa menos una cárcel) habría obtenido, para su clan familiar, la mitad de los votos de los peruanos. Ni un borracho como Yeltsin habría sido presidente en Rusia; ni otro  ignorante como Bush habría logrado la presidencia de EEUU apoyándose en millones de votos y en un escrutinio fraudulento (Les invito a que lean “¿Qué han hecho con mi país, tío?” de Michael Moore); ni un populista como el venezolano Chávez sería reelegido una y otra vez con  mayorías tan abrumadoras.

Sin ir lejos, aquí, tras la últimas elecciones, tenemos a una larga lista de imputados que el “pueblo sabio” acaba de elegir, otra vez, para que sigan administrándonos.

Los corruptos, no sólo no son rechazados en las urnas (como debería ser con sentido común), sino que vuelven a recibir nuestro apoyo. Así ha ocurrido en muchos Ayuntamientos, Diputaciones y Comunidades Autónomas. La lista es muy larga. No hace falta que cite nombres. Ahí están: acosadores sexuales, imputados por cohecho, por tráfico de influencias, por prevaricación. Defraudadores fiscales, imputados por financiación irregular, por fraude a las arcas públicas, por delitos ecológicos, por falsedad documental. Ahí están de nuevo dispuestos a administrar los recursos del Estado (los de Ud. y los míos), acusados  de todo ese rosario de delitos y de otros que no lo son, como esconder facturas, sin contabilizar, en los cajones o no dar cuenta de las finanzas de su partido político.

Este es el mensaje: “Nos han votado porque lo hemos hecho bien y con el voto nos han absuelto.”

¿Por qué ocurre eso? Creo, al igual que José Luis Sampedro, que tenemos libertad de expresión para denunciar u opinar sobre cualquier tema, pero no tenemos libertad de pensamiento. El pensamiento nos lo tienen secuestrado los miles de mensajes que nos aturrullan, anulando nuestra atrofiada capacidad crítica. En la mente llevamos grabado con fuego: “Tu del Barça, yo del Madrid.” A partir de ahí cualquier opinión puede expresarse libremente, pero  cada cual, en defensa de los suyos.

Si razonáramos con libertad de pensamiento ¿Cómo podríamos repetir lo de “estado de derecho” y asumir sin repugnancia los asesinatos que cometen Israel, EEUU o nuestros socios europeos? La libertad de expresión lo aclara sin que nadie se sonroje: “Mejor vivir en un mundo sin Sadam Husein” “Mejor un Bin Laden muerto” “Hay que matar a los piratas somalíes”.

El respeto a la legalidad, en la que se basa el estado de derecho, importa muy poco.

Voy a detenerme en el caso de los piratas somalíes: Alguien o muchos (no de ellos, sino de los nuestros) han venido arrojando a las costas somalíes misteriosos bidones conteniendo substancias muy contaminantes. Esos residuos peligrosos han acabado  con la pesca artesanal, medio de vida de los habitantes. Los casos de cáncer en la zona se han triplicado según testimonio de médicos locales, sin que ellos, carentes de medios, puedan hacer nada. Las malformaciones en recién nacidos se suceden: niños sin genitales y deformaciones en las extremidades.

Nadie ha investigado a los que impunemente han destruido aquella zona. La ONU mira para otro lado. Lo mismo hacemos los países más desarrollados. Los pescadores se han quedado sin poder pescar. Ahora se alistan en bandas de pillaje. Nuestro análisis es contundente: “Hay que matarlos a todos”.

Lo que les cuento son hechos reales no demasiado conocidos. Por si acaso se difunden, más allá de un documental de medianoche o en algún rincón de la prensa, hay preparado un mensaje en la recámara que permite liberar el pensamiento de culpas: “Son exageraciones que pretender justificar la piratería”.

Podría extenderme hablando sobre los miserables que huyen de sus países y tratan de alcanzar Europa muriendo por centenares en el trayecto. El mensaje ya reposa en nuestro cerebro: “Vienen engañados por las mafias que les explotan”. Así de claro. Así de simple. Así de tranquilizador.

A nadie le importa, ni quiere, ni puede dirigir su mirada hacia el análisis de los matices, de las circunstancias, para razonar sobre otros detalles u otros puntos de vista con una mirada crítica. El mensaje cuando más simple, mejor. Da tranquilidad y  nos ayuda en la defensa del equipo, “de los nuestros”.

 

REDUCIENDO GASTOS. Rajoy, para evitar despilfarros, propone que los altos cargos utilicen un mismo coche para dos personas y contempla en silencio como su jefe de filas en Castellón se reserva el cargo de presidente de una sociedad pública (dinero de todos) AEROCAS, con un sueldo de 90.000 euros que incluye  además chofer, coche y escolta.

UN ARZOBISPO. Hay un arzobispo, que se opuso con todas sus fuerzas a la guerra de Irak y que criticó el asesinato de Osama Bin Laden, que acaba de decirle al gobierno que no se escude en gobiernos anteriores para recortar en sanidad y educación y para que, “a pesar de la grave crisis, se ocupe de la pobreza, la educación y las infraestructuras de las comunidades más pobres”. Ese arzobispo  se llama Rowan Williams y es el máximo responsable de la iglesia de Canterbury.

Comparta este artículo
  • Currently 3.24/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.2/5
Listado de comentarios

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
 
paco planelles
La libertad de los pájaros
Apreciado Joan, estas reflexiones tienen tanta vigencia hoy, como las tuvieron ayer y seguramente las tendran mañana.

Pensar que el hombre pueda comportarse de otra manera sería ilusivo.




Enviado el 11/06/2011    
 
JP
Al amigo Paco.
Pero aveces hay que soñar un poco con la utopia o apearse de un mundo que no nos gusta, utilizando como transporte la imaginación.
¿No crees?
Un abrazo Paco y gracias por estar ahi.
Enviado el 11/06/2011    
Primero | « Anterior | 1 |  2 
Publicidad
Publicidad
Opinión
19/11/2014 - El Caballero del Komián
El Pare “Roch” (2ª Parte)
16/11/2014 - Chuzos de Punta
Castor y Pólux
17/11/2014 - El Puntero
Las formas y los fondos
24/11/2014 - Columna de Michel
Por una Cataluña española
23/11/2014 - Cosas mías
El Pequeño Nicolás
25/11/2014 - Camins de l´Alcora
Al Qüra o las luchas en la Edad Media
24/11/2014 - Crónica de l´Alcalatén
Al - Qura 1.233
25/11/2014 - Moda e Imagen
Automaquíllate tú misma
19/11/2014 - El Foro de Manuel Altava
La Constitución y los barcos de vapor
20/11/2014 - Solo es una opinión, Ud. perdone
Supongamos
Más noticias de hoy en la Comunitat Valenciana
Humor
Ditalulling