Divendres 27 de Abril de 2018

-El independentismo y Puigdemont: todo un culebrón :: Reflexionando, que no es poco :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Reflexionando, que no es poco
Reflexionando, que no es poco
Por Cesar Llorca

El independentismo y Puigdemont: todo un culebrón

28/01/2018
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

¡El independentismo, está en un callejón sin salida!

¡Basta ya!, es un total y absoluto culebrón, inaceptable por ilegal y por el intrínseco ridículo político que ha puesto de manifiesto. Y es que, al día de hoy,  no se puede denominar mejor y más claro, al proyecto del separatismo independista y las pretensiones de Puigdemont de ser investido President. ¡Es todo un culebrón!

Porque, ni el proyecto independentista, va a lograr la separación de Cataluña de España, y ni un huido de la justicia, encausado por gravísimos delitos tipificados en el Código Penal, va a ser elegido President de la Generalitat.

Los delitos de rebelión, sedición y malversación, derivados de no respetar la Constitución Española, saltarse a la torera, no cumpliendo las decisiones del Tribunal Constitucional, y su rechazo a disolver el Parlament, fueron entre otras, las actuaciones “del irresponsable ex-President Puigdemont” que hicieron necesario la aplicación del artículo 155.

Pero que después de las elecciones del 21-D, y a pesar que de los resultados de las mismas, no hayan dado a ningún partido como ganador de las mismas. Y que los partidos independentistas, y los constitucionalistas siguen siendo los mismos bloques irreconciliables, y la fractura política y social en Cataluña es una permanente realidad incontestable. Que Junts x CAT y ERC persistan en una clara tendencia a repetir el único objetivo que desde hace 35 años han venido preparando, desde la Generalitat, la TV3, los principales partidos políticos CiU, ERC y otras organizaciones: “La ruptura con el Estado y la proclamación de la República en Cataluña”. Constituyen hoy, visto lo visto, el segundo intento de intentar actuaciones ilegales desde la Mesa y el Parlament que vamos a conocer en los próximos días.

Ese ha sido, y sigue siendo el único objetivo del independentismo, que pretenden imponer en Cataluña. Y que estamos a punto de que se repita.

Porque vamos abocados a que, según el dictamen del Tribunal Constitucional, haga imposible que Puigdemont sea investido sin la pertinente autorización del juez, para estar presente en la Cámara, ni que pueda ser votado telemáticamente, ni por delegación.

Con esta decisión adoptada tras largas horas de reunión del Constitucional, se ha dado – entiendo – un serio revés a las aspiraciones de Puigdemont de volver a ser elegido President, y del propio Presidente del Parlament que había anunciado la candidatura del huido de la justicia y su votación el próximo día 30.

Porque si Puigdemont se presentase, cosa que por su cobardía política, no lo hará, entiendo que de inmediato sería detenido, por orden del juez: Y si el Presidente del Parlament, mantiene a toda costa la candidatura de Puigdemont, el martes podemos asistir a una sesión, que sería una vez más agitada e ilegal,  que sería previsiblemente declarada como tal, y su anulación nos vendría a repetir lo sucedido con la anterior Presidenta Forcadell.  

Y repetir la situación que motivo la aplicación del 155, no parece que vaya a resolver la crisis institucional y política en Cataluña.

Porque lo más grave, es que los líderes independentistas, unos en la cárcel y que solo pueden esperar las condenas que les impongan los Magistrados, y el Puigdemont y el resto de huidos, imposibilitados de seguir con sus triquiñuelas, gracias a las resoluciones del Constitucional, no lleven al independentismo a buscar otra opción para dejar atrás la opción unilateral, y volver a una cierta normalidad democrática e institucional.  

Yo tengo mis dudas, que ante las amenazas otra vez del 155, que advierte Mariano Rajoy si no se vuelve a la normalidad constitucional, la convocatoria de nuevas elecciones, vayan a penalizar a los partidos independentistas y les lleve a perder la mayoría de escaños, e incluso que esas circunstancias les haga recapacitar a los líderes independentistas, tanto a los que hoy están pendientes de saldar cuentas con la justicia, como los que no lo están.

Pero si, me equivoco, y el independentismo del JxCat, ERC y CUP, volviesen visto lo visto, a aceptar la normalización del Auto-gobierno catalán, sería lo deseable. Claro que con la sociedad tan tensionada y fracturada, esa es hoy por hoy “Misión imposible”, y que solo podría llevar consigo una amplia frustración del electorado de estas formaciones.

Porque por otro lado, las dificultades para la reconducción de la actual fractura catalán, las hace también “Misión Imposible”, la gestión de la crisis en Cataluña, por el Gobierno de Mariano Rajoy, que sigue siendo tan nefasto como siempre. Enrocado en “La Ley es la Ley”, presentó el recurso al Tribunal Constitucional, contra la designación de Puigdemont como candidato.

Y esa medida, no es en mi opinión más una de las muestras evidentes del agotado e inservible gobierno del PP., incapaz de proponer ninguna medida para superar la crisis de la sociedad catalana. Sin respuestas a los problemas, ni la aprobación de los Presupuestos para este año, ni la Financiación de las Comunidades Autónomas y a la fractura de la sociedad catalana, que hoy, desde la parálisis política de Mariano Rajoy, son un conjunto de problemas que no se pueden afrontar  por toda su Incapacidad como Gobierno.

Y el próximo martes 30, vamos abocados a que, según el dictamen del Tribunal Constitucional, haga imposible que Puigdemont sea investido sin la pertinente autorización del juez, para que esté presente en la Cámara, ni que pueda ser votado telemáticamente, ni por delegación.

Ese dictamen constitucional, ha supuesto un golpe muy serio para el independentismo, pero ahora queda por constatar si el presidente del Parlament, Roger Torrent, opta por renunciar al candidato Puigdemont, acusado de cometer graves delitos, o nos ofrece otro candidato, para no volver a repetir el mismo delito que su anterior Presidenta, Carme Forcadell.

En todo caso, hay un fenómeno que presumo, se debe estar produciendo en la cabeza de muchos catalanes. Y es que después de 35 años de “Cuentos y matracas” del independentismo, el voto a partidos como  JxCat, ERC y CUP solo les ha conducido a una sociedad rota y cada vez más irreconocible desde el sentido común.

Esperemos al martes 30. Y veremos como se reacciona en el Parlament.

  • Currently 3.06/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.1/5


RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Avís Legal | Publicitat | Correu

 
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil