Divendres 24 de Novembre de 2017

-Reflexionando sobre educación :: Picos Pardos :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Picos Pardos
Picos Pardos
Por María José Navarro

Reflexionando sobre educación

24/10/2017
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Este fin de semana he podido participar en un encuentro vecinal convocado por la CAVE COVA, Confederación de Asociaciones Vecinales, en su 20º aniversario. Durante dos días hemos hablado de muchas cuestiones importantes para las ciudades y la ciudadanía, para los barrios y los vecinos y vecinas... pues no solo nos ocupamos de las infraestructuras que nos rodean, no solo reivindicamos el arreglo de los agujeros de las aceras, o la reposición de farolas, o la limpieza de las calles... desde nuestras asociaciones vecinales, desde nuestras federaciones y confederación se trabajan temas de medio ambiente, de salud, de transporte urbano e interurbano, de la electricidad y las empresas que la gestionan, de participación, de financiación estatal, de políticas urbanísticas...

Mi intervención versó sobre el Estado del Bienestar que ligué, como no podía ser de otra manera, con la educación, ya que es uno de los pilares fundamentales de toda sociedad y no debemos de dejar de trabajar por ese sistema educativo de calidad, y que ofrezca igualdad de oportunidades para todas y todos.

Y, claro, puse encima de la mesa esa nefasta y antidemocrática ley de educación que ahora está implantada en todo el territorio, la LOMCE (con esa pomposa denominación de calidad), que impide la participación democrática de todos los sectores en los consejos escolares de los centros, dónde hasta ahora habían podido decidir sobre todos los aspectos relacionados con la gestión y organización de los centros educativos y que esta ley deja en manos, casi exclusivamente, de las direcciones de los mismos.

Porque hemos de seguir hablando de la LOMCE. Está ahí y regula el funcionamiento de colegios e institutos, dejándonos cada vez más pobres de chicos y chicas que aprendan el significado de la democracia, viviéndola en directo y participando en las decisiones que a ellos y ellas les afectan, pues otros deciden su futuro, sin darles la oportunidad de pronunciarse sobre las directrices que deben marcar su trayectoria académica. Claro, ni ellos y ellas pueden participar, ni las familias, que deben conformarse con evaluar el Proyecto Educativo de Centro o la Programación General Anual, cuando antes estos documentos se aprobaban en el Consejo escolar; como tampoco van a poder decidir nada sobre la admisión de alumnado, ya que solo les informarán al respecto; igual que recibirán información (que no es lo mismo que poder entablar un debate para luego aprobarlo o rechazarlo, evidentemente) sobre la obtención de recursos complementarios, o la colaboración con otras administraciones o entidades y organismos.

Pero, sin embargo, deben (y desde aquí les animo a ello) seguir presentándose a las elecciones para los consejos escolares, convocadas para el próximo 23 de noviembre, tanto los padres y madres como alumnas y alumnos, y seguir, con su trabajo y tesón, forzando esa máquina pseudodemocrática y oxidada que tenemos en nuestro país (ya estamos viendo las últimas decisiones del gobierno respecto a Cataluña), y a contribuir en el mantenimiento de esa estructura democrática que deberían ser las escuelas, como lugares de participación y de aprendizaje de la socialización y la convivencia responsable.

POR UNA VERDADERA DEMOCRACIA EN LAS ESCUELAS, ¡¡¡LOMCE NO!!!

No quiero acabar esta reflexión sin entrar en otro debate, que si nuestra democracia fuera real, debería plantearse a la ciudadanía, que es el de la presencia de la religión en las instituciones, a tenor de la posibilidad de que entre la religión islámica en los centros escolares de nuestra comunidad, cosa que ni siquiera se hubiera planteado de ser un Estado Laico, en vez de este descafeinado Estado Aconfesional en el que vivimos, y que da opción a tener a la Iglesia en nuestras instituciones civiles...

Y me pregunto ¿hasta cuándo esta disfuncionalidad? Las escuelas deben ser espacios libres y abiertos a cualquier pensamiento, pero el culto y las enseñanzas religiosas deben darse en otros espacios... Iglesias, sinagogas, mezquitas, están para ello, así que dejemos las escuelas para lo que son, para crear ciudadanos y ciudadanas responsables y críticos con lo que les rodea.

  • Currently 3.33/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.3/5

Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil