-Una idea que tiene forma de tren :: La Nube :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Jueves 24 de abril de 2014 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
Columna de opinión
La Nube
La Nube
Por Jesús Montesinos
Añadir "La Nube" a mi lector RSS

Una idea que tiene forma de tren

17/09/2011
1 comentario
recomendar
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Con fuerza ha entrado en nuestra agenda el Corredor Mediterráneo. Cada día hay un par de reuniones de muy alto nivel y cada semana se conoce un detalle más de lo que será la infraestructura más importante de nuestra historia desde que los romanos hicieron la Via Agusta, 1.500 kilómetros desde Cadiz a los Pirineos, atravesando toda la Comunidad Valenciana. Pero el Corredor Mediterráneo no es solo una gran infraestructura, que lo será. Es también una idea sobre la que pivotará el urbanismo, la industria, la agricultura y hasta las ciudades valencianas de los próximos cien años. Es una idea en forma de tren.

La vía Augusta ya modeló en su momento el urbanismo del litoral, comunicando Cartagena, Sagunto y Tarragona. Era una autopista hacia Roma, pero también un eje radial al que se abocaban todas las conexiones del interior de la Península. Pasearla ahora es comprobar lo listos que eran los romanos. Puertos, ciudades y agricultura pivotaban alrededor de la Vía Augusta. La Autopista del Mediterráneo (A-7) siguió siglos más tarde el mismo itinerario y provocó hace treinta años una serie de cambios sociológicos, económicos y urbanos que modernizaron muchas áreas de la Comunidad Valenciana. Ford no sería imaginable en Almusafes sin la Autopista de peaje.

El Corredor Mediterráneo está llamado en este siglo a cumplir mayores dinámicas que en su momento fueron estas dos infraestructuras. Evidentemente es una gran obra de ingeniería, porque de alguna manera hay que dar entrada por el sur a soportes ferroviarios para atender cercanías, media velocidad, mercancías y Alta Velocidad, cada servicio con sus propias necesidades técnicas. Aparecerá pronto un gran debate territorial sobre por dónde deben transcurrir esos diferentes soportes y tendremos que soportar todo tipo de inclemencias y caprichos. Pero es un tema menor. A estas alturas la ingeniería tiene resueltos muchos inconvenientes físicos que hace solo veinte años eran difíciles. Ahí está la paralización que sufrió la A-7 para cruzar el Mascarat.

Lo importante es la función del Corredor. La cartografía humana de la Comunidad Valenciana abundará durante los próximos años en los cambios que se observan. En el sur se está creando una gran zona urbana entre Murcia, Elche y Alicante, que supera las barreras administrativas y políticas. La gente va y viene por dónde le interesa, sin que le frenen fronteras trazadas sobre un mapa. El mejor ejemplo es Ikea de Murcia, que recibe la mayor afluencia de clientes de Alicante.

El catedrático José Vicente Boira, que explicó estas tendencias a los empresarios de cinco comunidades mediterráneas reunidos el día 14 en la Cámara de Comercio de Valencia, destaca también la región urbana de Valencia que se está creando en el triángulo Gandía-Requena-Castellón. De hecho el tráfico de cercanías entre los ángulos de este triángulo hacia el centro y viceversa rompen todas las tentaciones pequeño cantonalistas. Como dice Boira, la geografía política tendrá que adaptarse a la geografía económica.

Estas tendencias sociológicas avanzan irremediablemente y el Corredor Mediterráneo deberá tenerlas en cuenta, pero también las impulsará hacia la conformación urbana del litoral. Muchas carreteras quedarán sin sentido y las zonas logísticas tendrán que situarse al lado de puertos y estaciones modales del corredor de mercancías. Por ello el debate entre Denia y Ondara sobre dónde debe ir una estación es una puerilidad.

Y cambiará nuestro modelo productivo. La entrada masiva de mercancías desde Oriente por nuestros puertos nos convertirá de nuevo en comerciantes. Y la proximidad de los mercados europeos impulsará sectores y empresas que ahora son impensables. Y estos son solo algunos de los grandes cambios que alberga una idea que tiene forma de tren.

Sígueme en http://www.twitter.com/jmontesinos


Comparta este artículo
  • Currently 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 0.0/5
Listado de comentarios

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
 
Admirador
Por fin
Menos mal que has vuelto, te sigo leyendo tus comentarios interesantes, tal vez mejor que la explicacion de los politicos.
Enviado el 24/09/2011    
Publicidad
Publicidad
Más noticias de hoy en la Comunitat Valenciana
Humor
Ditalulling
Opinión
15/04/2014 - Solo es una opinión, Ud. perdone
Borriana, París y Mont Saint Michel
17/04/2014 - A sangre fría
La memoria de la propaganda
22/04/2014 - Cosas mías
Lo que nos cuestan las Europeas
22/04/2014 - Raons i paraules
Sant Jordi
22/04/2014 - Picos Pardos
Las obviedades obviadas
16/04/2014 - Perdone que no me levante
Crisis vecinal
21/04/2014 - El Puntero
La parte negativa de Internet
17/04/2014 - Camins de l´Alcora
Los olivos de Getsemaní
21/04/2014 - El Caballero del Komián
Gritos de Silencio (Parte primera)
18/04/2014 - Columna de Michel
Cataluña: ¿Leyes o sentimientos?
Humor
Sino y Nimo - 24/02/2014
 Servicios
el tiempo
loterías
callejero web
juegos
anuncios clasificados
enlaces web
Economia
Páginas amarillas
Farmacias de guardia