-El rostro negro del verano :: El Puntero :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Jueves 23 de octubre de 2014 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
Columna de opinión
El Puntero
El Puntero
Por Ramón Jesús Pérez
Añadir "El Puntero" a mi lector RSS

El rostro negro del verano

12/09/2012
recomendar
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Un balance negativo podemos sacar de este verano, que ya toca a su fin; los incendios han hecho estragos en gran parte de la masa forestal española; este estío ha sido especialmente duro por causas varias.

Una de ellas, es el carácter de la intencionalidad de dichos siniestros forestales, la manera de cómo se inician; se nota que no es causa de una colilla, ni de una botella en medio del bosque; es su forma de hacer daño.

Muchos han sido provocados, en puntos estratégicos, como si alguien, mandado por “algunos”, quisiera sacar provecho de uno terrenos estériles; ignorando las normas de urbanismo, generando un gasto enorme ahora que nuestro país necesita un ahorro general.

Las llamas han llegado hasta las mismas urbanizaciones, teniendo que desalojar a sus moradores, niños y ancianos, y evacuarlos a otros lugares: polideportivos, hoteles…

Se ve nítidamente la intencionalidad criminal de los pirómanos, su vandalismo desproporcionado y salvaje, cuya única finalidad es hacer daño.

El Ejecutivo podrá llamar a los desempleados para realizar tareas de reconstrucción, medida que a algunos nos parece un retroceso en el tiempo; pero desde otro punto de vista es bueno que los parados se sientan útiles.

Las penas que prevé el Código Penal no son lo suficientemente duras, comparándolo con el daño que se produce; el Código Penal lo prevé en el artículo 266 (modificado por la Ley 7/2000 de 22 de diciembre); la pena máxima es de tres años.

Este periodo se acorta por cualquier causa, claro está que el sistema de penas es excesivamente blando en este y en cualquier otro delito; se rumorea un endurecimiento de las mismas y que es una iniciativa del gobierno, pero es solo un vago rumor.

Comparta este artículo
  • Currently 3.06/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.1/5
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Opinión
21/10/2014 - Perdone que no me levante
¿Exceso de celo o falta de empatía?
17/10/2014 - El mirador de l’Alcora
Una oportunidad para l’Alcora
14/10/2014 - El Puntero
Y el Vaticano se negó
20/10/2014 - Picos Pardos
La Sanidad en venta
14/10/2014 - Raons i paraules
Nou llibre sobre el cardenal Tarancón
20/10/2014 - Columna de Michel
España: ¡Un país enloquecido!
17/10/2014 - En busca de la verdad
Jugando a los espías
20/10/2014 - Con todos mis respetos
De lo puro y de lo impuro
21/10/2014 - Camins de l´Alcora
A pie por el secano Alcalatén
Más noticias de hoy en la Comunitat Valenciana
Humor
Ditalulling

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Aviso legal | Publicidad | Correo