Dilluns 23 de Octubre de 2017

-Juan se levantará :: El Picadero :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
El Picadero
El Picadero
Por Cristina Querol

Juan se levantará

19/12/2010
5 comentarios
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
Serán las 6 de la mañana y como un chorro de agua fría sonará el despertador. Juan volverá a plantearse para qué levantarse. Le duele la espada y siente que las sábanas lo atrapan inmisericordemente. En la habitación de al lado sus hijos duermen, no tan ajenos a un futuro incierto.

Juan se levantará.

Juan pondrá un pie tras otro mientras recorre los 400 metros que le separan del almacén. Sus cuatro trabajadores esperarán disciplinados en la puerta. Las manos en los bolsillos, la braga en el cuello, las manos ásperas, los pies fríos. Entrarán en calor cargando la furgoneta y se irán a acabar un trabajo que no saben cuándo cobrarán.

Juan se reirá y bromeará con sus chicos. Todavía no sabe cómo le dirá a uno de ellos que mañana no hace falta que vuelva. Tampoco sabe si eso será suficiente para evitar bajar la persiana.

Juan repasará la correspondencia. Las cartas del banco le amenazarán con quitarle la casa. Juan lo sabe y no las abrirá. Llamará a la señora Conchita, que le dirá que le puede adelantar 400 euros, que sabe que le debe 10.000 pero que no los tiene, que lo siente. Juan perderá toda esperanza de pagar las nóminas sin retraso.

Su mujer le dirá que va a coger 30 euros de la cajita de emergencias. Son los últimos. La niña pide la muñeca para reyes. Habrá que comprársela. Juan se enfadará, porque ya está bien, que este año no hay reyes, Maruja, que tú sabes cómo están las cosas. Pero a la niña no le hables de crisis, piensa Maruja, que los Reyes Magos por algo son Magos. Juan se acordará de la madre del rey negro y Maruja llorará.

Las horas pasarán lentas al son de la hormigonera. El frío no cesará. Hoy habrá que echarle horas. Todos saben que no las cobrarán. Nadie se quejará. Juan tendrá el semblante serio. Todos supondrán por qué pero no preguntarán. Pedro lo intuirá. Últimamente no da pie con bola. Está cansado, le faltan reflejos y le sobran años. No es más que un estorbo. Desde los 15 ha sido un mandado. Ya no sirve ni para eso.

Se hará de noche, recogerán los bártulos. Mañana más. Menos para Pedro. Juan lo lamentará, pero no se lo dirá por la boca, sino con los ojos. Pedro lo entenderá. Agachará la cabeza. No pensará en mañana: ya lo ha pensado demasiadas veces.

Juan volverá a casa. Enchufará la tele, absorto. No escuchará pero leerá, sin prestar demasiada atención, los titulares: “Sin ningún tipo de debate, todos los partidos políticos sin excepción se ponen de acuerdo sólo en una cosa: en asegurarse una paga cuando dejen de ocupar sus cargos, a pesar de no haber cotizado y de haberse eliminado la ayuda de 426 euros a los parados”.

Algunos se preguntarán por qué Juan “pasa” de la política, por qué no va a votar, por qué no cree en los políticos. Muchos seguiremos defendiendo nuestras ideas y nuestro partido. Pero eso no impedirá que se nos caiga la cara de vergüenza con este titular. Como a Juan, que por suerte para todos, volverá a levantarse a la mañana siguiente.

  • Currently 2.91/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 2.9/5

 
yomismo
comentario
Como tu dices, un día Juan se levantará. Se levantará, pero no para ir a trabajar. Se levantará y mirará a su alrededor.

Se dará cuenta del engaño al que está siendo sometidos, del despreciable circo en el que se ha convertido la política.

De que cada cuatro años cambian los payasos, pero la función se mantiene.

Del poco sentido que tiene votar derecha, centro o izquierda, y de que hace mucho tiempo que el destino está gobernado por otras manos.

De que todo el mundo quiere opinar, pero nadie sabe lo que dice.

Se dará cuenta de que en este circo, cada payaso realiza su función lo mejor posible. Algunos se dedican al equilibrismo, otros son trileros. La mayoría, simples marionetas a las que se les ha borrado la dignidad y la capacidad crítica.

Hace tiempo que a Juan le dicen que está lloviendo, que la tormenta pasará. Sin embargo, la triste realidad es que lleváis demasiado tiempo meándoos encima de Juan.
Enviado el 20/12/2010    
 
miguel bataller
Te superas dia a dia Cristina...
Prescindiendo hoy del contenido político de tu mensaje, con el que estoy de acuerdo al cien por cien, sin que por ello yo me sienta participe de ningun partido politico, y me limite a ser votante.

Hoy me ha maravillado tu capacidad literaria, tu sensibilidad y creatividad, para reflejar en unas pocas frases la problematica que abruma a los pequeños autónomos e incluso a los asalariados que comparten con ellos y en primera linea de fuego la problematica de esas mini empresas, que componen el 75 % del tejido económico y empresarial español.

Esa gente que presentas, estan hartos de politicos, de sindicatos y de vividores, y saben que lo que hagan ellos unos por otros, nadie se lo va a hacer.

Son escepticos del sindicalismo y de la pólitica como yo, y comparten hasta la última migaja de su pan, mientras haya algo de pan que compartir.

Cuando el pan se termina, acaba para todos a la vez, y cada uno suele irse a su casa a llorar sus penas, porque saben que nadie les dara nada.
Enviado el 20/12/2010    
 
PACO VENTURA
PARA MICHEL Y JP
Efectivamente, Michel. Cristina en poco dice mucho. Pero conforme están los tiempos, razón tiene nuestro amigo JP, pues no debemos esperar mucho de los que nos rigen. No obstante existe una cita que me gustaría analizáis. No es otra, que aquella que nos dice que ..."Lo que ahoga a alguien no es la inmersión, sino el permanecer bajo el agua". ¡Bons Nadals als dos!
Enviado el 20/12/2010    
 
JP
Pobres juanes
Es verdad que,por más que sigais defendiendo vuestas ideas y a vuestros partidos y viendo como se lo arreglan los politicos, a Juan no le van a ayudar ni unos ni otros y mucho menos si trabaja al lado de una hormigonera, un sector que unos y otros se han cargado y hay crisis para rato.
Juan no tiene fuerzas ni para pensar que para reducir el gasto hay que quitar 425 euros a los parados i congelar las pensiones i abaratar el despido i.... Medidas"valientes y correctas" segun la poderosa Merkel. ¿Tomarias vosotros medidas aun más valientes o restituirias lo que para mi esta mal a todas luces? Mejor no pensar , como Juan y empezar a rezar por si Juan se cabrea demasiado.
Enviado el 20/12/2010    
 
j.megias
juan
El trabajo lo manda el señor
P.D
lo que empieza mal acaba peor,por desgracia hay demasiados juanes
Enviado el 19/12/2010    
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil