Diumenge 19 de Novembre de 2017

-Los agravios presupuestarios del gobierno socialista :: Cuadernos :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Cuadernos
Cuadernos
Por Mariano Castejón

Los agravios presupuestarios del gobierno socialista

08/11/2010
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Durante estos días todos los Consellers están presentando en les Corts Valencianes los Presupuestos de los diferentes departamentos de la Generalitat para el 2011. Unos presupuestos que suman un total de 13.714 millones de euros. Una cifra importante pero que representa un descenso del 4,7% respecto al presupuesto del 2010. Son unas cuentas realistas, austeras, eficaces para combatir la crisis económica y que garantizan la cohesión social. A nadie se le escapa que la caída de los ingresos, derivada del estancamiento económico, ha obligado a someterse a un plan de austeridad, que profundizará en la reducción del gasto corriente que supondrá una caída del 15% de los gastos de funcionamiento de todas las consellerias, sin afectar al gasto social. Es sin duda la primera medida a tener en cuenta en la apuesta de Francisco Camps para el ejercicio del 2011.

En esta etapa de crisis, el Consell sigue pensando en primer lugar en los ciudadanos y no subirá los impuestos, manteniendo en 2011 las deducciones fiscales que se aplican en la Comunitat y congelará no los sueldos sino los impuestos y los tramos autonómicos de los distintos tributos. Se mantendrá la escala autonómica rebajada del IRPF, el canon de saneamiento del servicio de abastecimiento de agua que supondrá un ahorro de 48,4 millones de euros a los valencianos. La política de no subida de impuestos ha generado, desde 2007, un ahorro acumulado de más de 1.500 millones de euros, del que se han beneficiado cuatro millones de valencianos.

Por el contrario, la subida de impuestos que ha llevado a cabo el Gobierno central este año costará a los valencianos 1.150 millones de euros, que se pueden desglosan entre los 602 millones por la subida del IVA; los 484 por la eliminación de la deducción de los 400 euros o los 52 millones por la subida de la tributación del ahorro. Subidas de impuestos por un lado y la reducción de inversiones por otro nos ofrecen un balance totalmente negativo, y no es la primera vez, ya que por séptima vez el ejecutivo socialista nos demuestra que la Comunitat representa un cero a la izquierda para Zapatero a la vista del descenso de los 584 millones de euros para inversión, un 30 por ciento aproximadamente de reducción sobre lo poco que ya se invertía. En época de crisis hay que ajustar, pero lo que no puede ser es que los ajustes siempre repercutan en los mismos, mientras que hay autonomías que siguen siendo beneficiadas, como Andalucía y Cataluña que una vez más se reparten la mayor parte de las inversiones

Y especialmente para la provincia de Castellón los Presupuestos del Estado son una burla, una tomadura de pelo y sin duda un castigo para la provincia por parte de Zapatero que se ha reído de las y los castellonenses. Y no nos consta que tal cantidad de agravios haya merecido la más mínima consideración por quienes lejos de percatarse del gran esfuerzo que representan los presupuestos de la Generalitat se dediquen a auspiciar plataformas para reivindicar inversiones del gobierno autonómico y se olviden de las que dependen del gobierno socialista de Madrid , prometidas una y otra vez, sobre las que ni el secretario general de los socialistas castellonenses ni los alcaldes afectados por los olvidos parecen prestarle la debida atención y pretenden disimular que Zapatero ningunea a la provincia de Castellón en los presupuestos del 2011 con los 176 millones de inversión que representa un 40% menor que el último presupuesto del gobierno de José María Aznar en 2004, que llegó a los 282 millones de euros. Las cifras evidencian un castigo a la provincia de Castellón, un castigo que supone una diferencia total de 108 millones menos con respecto a lo que comprometieron en los PGE de 2010 para este próximo año. Por ejemplo en Seguridad para obras de la Guardia Civil se reduce de 1.148.000 € a 124.000 euros, un 89% de diferencia en negativo. Policía Nacional, pasa de 4.358.000 a 30.000 euros un 99,31% de lo previsto. Y si repasamos las carreteras la diferencia entre lo comprometido en 2010 a los realmente presupuestado tiene una diferencia de 13.065.000 euros. No se puede ocultar que la N-232 en los tramos de masía de la Torreta-Morella sur y barranco de la Bota-masía de la Torreta hayan visto reducida su inversión en más de un 95% en cada uno de los tramos, ya que los tres se quedan con un presupuesto de 134.000 euros por obra. Y podemos seguir con el AVE porque la diferencia es abismal, de los 106.815.000 euros que comprometieron, sólo han presupuestado 3.000.000, lo que supone un 97,1% de diferencia. En Costas se reduce en 7,6 millones. La reducción de la inversión en el Parador de Morella, que se ha quedado con 600.000 euros de presupuesto frente a los 4.000.000 de euros que comprometieron en 2010. Cifras que se pueden contrastar examinando las cuentas públicas que han preparado desde Madrid en donde el interés por Castellón decrece hasta extremos que ni siquiera el Sr. Colomer se atreve a calificar, como si lo hace con los presupuestos más sociales de la historia de la Generalitat , obviando que el gasto en esta materia representa el 83% del total de unos presupuestos que destinan el 40,2% a Sanidad; el 31,2% a Educación; y el 4,9% a Bienestar Social. Esta es la realidad incontestable aunque para el sr. Colomer el presupuesto valenciano le genere desazón y apatía, afirmando que podrían ser de otra manera distinta – y tendría razón- si se hubiera tenido en cuenta la actualización de la población valenciana en el modelo de financiación que nos ha supuesto una pérdida de 500 millones de euros anuales, porque de haber recibido la financiación que realmente nos corresponde se habrían reducido nuestras necesidades de financiación externa y hoy tendríamos 3.400 millones de euros más y una deuda infinitamente inferior. Si Rodríguez Zapatero nos diera lo que nos corresponde podríamos construir 140 colegios, 100 kilómetros de carretera y 2 hospitales como el nuevo hospital La Fe. Si ahora los socialistas pretenden montar plataformas para reivindicar, empecemos por reclamar la financiación autonómica acorde a la población de la Comunitat.

 

 

  • Currently 3.09/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.1/5

Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil