-Al César lo que es del César :: Crónica de l´Alcalatén :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Miércoles 6 de mayo de 2015 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
Columna de opinión
Crónica de l´Alcalatén
Crónica de l´Alcalatén
Por José Manuel Puchol Ten
Añadir "Crónica de l´Alcalatén" a mi lector RSS

Al César lo que es del César

25/03/2015
recomendar
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

No soy yo precisamente el idóneo defensor de un régimen dictatorial, válgame Dios. Como demócrata convencido y comprometido de los pies a la cabeza, si pudiera borraría de la faz de la tierra este concepto y manera de administrar.

Esto no quita ni un milímetro de la positiva valoración que debo hacer sobre aquel -para muchas cuestiones- nefasto régimen franquista. Su visión y una seria convicción, de que algo de vitalísima importancia para este país era almacenar y regular el agua. Aplicó cuantiosos recursos en importantes construcciones hidráulicas, solucionando graves problemas en muchos lugares del territorio hispano.

“Paco de los Pantanos” le llamábamos en plan irónico, pero muy acertada la nominación. España es rica en embalses e innumerables redes de riego; y aún hubieran hecho más.

Esto que acabo de describir no paraba de darme vueltas en mi melona, al observar “in situ”, la de millones de litros de agua que a través del aliviadero del María Cristina, van irremediablemente camino del mar.

Mientras esto se repite a cada temporal, nosotros “els de la terreta”, en lugar de aprender la lección y construir otros dos o tres pantanos que cubran de una vez y por todas nuestras necesidades, bien en el cauce del Palancia, Mijares, Monlleó o Bergantes, seguiremos clamando por el trasnochado trasvase del Ebro.

Seguro que regresarán tiempos, dependiendo de la política, en que volveremos a aquello de “Agua para todos”. Ahora, todos, y digo bien todos, estamos callados. Nada de hablar ni hacer proyectos sobre el Ebro, ni de las otras posibles soluciones de ámbito provincial, que las hay, para solucionar de una vez por todas nuestra escasez en este recurso tan vital.

Qué memoria más corta tenemos. Ya nos hemos olvidado incluso, que debido a la sequía reinante, el pasado otoño tuvimos un fortísimo desplome en la producción de aceituna.

Eso sí, siempre contaremos con el recurso final: Reclamar nuevamente el agua del Ebro.

Más artículos de Crónica de l´Alcalatén
Comparta este artículo
  • Currently 3.28/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.3/5
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Aviso legal | Publicidad | Correo