Dimarts 21 de Novembre de 2017

-¡Ahora menos que nunca! :: Columna de Michel :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Columna de Michel
Columna de Michel
Por Miguel Bataller

¡Ahora menos que nunca!

16/10/2017
6 comentarios
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Por lo visto, oído y leído recientemente, parece ser que el apoyo incondicional ofrecido por el PSOE a Rajoy, en la situación que se está viviendo con la farsa independentista de Cataluña, queda condicionada a la promesa del Presidente del Gobierno a estudiar seriamente unos cambios de la Constitución Española.

Incluso al parecer también CIUDADANOS se muestra abiertamente favorable a esta posibilidad.

No me parece descabellada la idea, siempre que antes de empezar, tengan muy claro los "padres de la Patria" que vayan a ocuparse del tema y a formar la Comisión correspondiente a donde quieren llegar.

Y por supuesto ahora es el momento menos indicado para poner en marcha ese mecanismo o comisión de trabajo, ya que la mayoría de los españoles lo íbamos a interpretar como una concesión gratuita a los golpistas, aunque posteriormente no fuese así.

Fundamentalmente CIUDADANOS, PP Y PSOE (por orden alfabético para no herir susceptibilidades) que son los únicos entre nuestros partidos políticos actuales de cierta importancia que quieren proteger a nuestra Constitución y han demostrado fehacientemente que son defensores de lo que ella representa, tienen que tener muy claro hasta donde quieren llegar para no despertar falsas esperanzas en quienes están muy empeñados en acabar con ella y con lo que representa, para enterrarla.

Luego la Comisión deberá estar abierta a todos los partidos y decidir el nivel participativo que se le quiera dar a cada partido en función de su representación en nuestras Cortes Generales, pero estos tres partidos que son los constitucionalistas, NO DEBEN DE ABRIR ESE MELON, SIN ESTAR DE ACUERDO EN EL DESTINO QUE SE LA VA A DAR, TANTO A SU CORTEZA, COMO AL CONTENIDO DEL MISMO.

En mi opinión personal, hay bien pocas cosas a cambiar en la CONSTITUCION ESPAÑOLA ACTUAL, pero mientras se mantenga lo esencial de la misma, como es la UNIDAD E INDISOLUBILIDAD DE ESPAÑA COMO NACION, LA IGUALDAD DE TODOS LOS ESPAÑOLES ANTE LA LEY, LA SEPARACION DE LOS TRES PODERES Y LA FORMA DE ESTADO todo lo demás puede ser discutible siempre dentro del más puro sentido común.

A unos les sobrarán algunas instituciones como el Senado o las Diputaciones Provinciales como representaciones territoriales, a otros las 17 Autonomías, a otros la injusta valoración que tienen los votos de los españoles, según donde vivan, en vez de tener el mismo valor en todas las circunscripciones, otros preferirían elecciones a doble vuelta como los "ballotages" que se hacen en Francia, en cuyo caso solo acuden a la segunda vuelta los dos partidos mas votados en cada circunscripción y así seguiríamos enumerando mil detalles diferentes, que nunca contentarían a todos.

Por eso sería de insensatos iniciar un nuevo período constitucional, que iba a abrir muchas mas heridas de las existentes, porque cada partido en vez de pensar en el interés nacional español, irremediablemente en cada momento analizaría la estrategia que le resultaba mas favorable para sus intereses partidistas y en vez de encontrar una solución a los problemas existentes, se abriría una Caja de Pandora de muchos más problemas, de los que existen actualmente.

Hay que tratar de hacer los cambios que se manifiesten abiertamente evidentes, pero sólo esos.

En mi opinión una España constituida como una Monarquía o República Federal, ni suma ni resta descentralización a la actual España de las Autonomías.

Es bien sabido que en toda Europa, no existen mayores limites de autogobierno, que los que hay hoy en España y es precisamente ese exceso en la cesión de Educación y diferentes trato fiscal entre nuestras Autonomías, así como en Sanidad, lo que ha producido toda la problemática que estamos viviendo ahora.

Unas veces por sectarismo e inducción al odio por lo español y otras por ventajas fiscales a territorios determinados que molestan a quienes no las tienen.

Probablemente sería mas conveniente devolverle al Estado la gestión de la Educación y la Sanidad y al mismo tiempo equiparar el trato fiscal en todo el territorio español, que ningún otro cambio Constitucional.

Pero como "doctores tiene la Iglesia" y no soy uno de ellos, espero que a quien corresponda tome buena nota, de que cualquier cambio Constitucional debe ir dirigido a solucionar problemas, no a aumentar los ya existentes.

Y hasta que llegue el momento de cambiar nuestra Constitución, que indudablemente no tiene que ser ahora, porque debe de hacerse sin prisas y con mucha calma, lo fundamental es respetar la Constitución que tenemos y juzgar y condenar sin el menor titubeo a todos los que pretendan ignorarla y vulnerar su sistema legal perfectamente especificado.

Las dudas, las componendas y los tejemanejes de nuestros políticos no ayudan en nada a que los españoles respetemos como se debe la única Constitución de que disponemos para todos.

Ningún Estatuto de Autonomía por mucho que se empeñen algunos políticos delincuentes, puede estar por encima de la Constitución que les ha permitido existir y les ha dado amparo.

Así que se trata de agilizar los procesos judiciales de los delincuentes y hacerles cumplir sus condenas sin la menor concesión.

De no actuar de ese modo:

¿PARA QUE SIRVE LA CONSTITUCIÓN, SI NO LA HACEMOS RESPETAR?

  • Currently 4.13/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 4.1/5

 
El sujeto pasivo.
El “sujeto nacional” catalán es un hecho, reconocido ya en el encaje autonómico; no lo son Extremadura o Asturias y no parece que vayan a serlo de momento. Frente al hecho de un “sujeto nacional” corporizado, el Estado español puede identificarse a sí mismo con la historia de España y repetirla ad nauseam y ad sanguinem o concebirse como un marco democrático y abordar democráticamente el problema. Eso implica dos cosas: que los catalanes voten en un referéndum pactado y que los españoles ayudemos activamente, con nuestro voto y nuestra movilización, a cambiar las leyes que hagan eso posible. Los españoles “decidimos” también. Queremos más democracia y por eso tenemos que votar para que puedan votar los catalanes. Nunca España había sido más plural, más olvidadiza, más promiscuamente “populista” y nunca hubiera sido más fácil, con partidos, intelectuales y medios responsables, obtener este resultado.
Enviado el 19/10/2017    
 
miguel bataller
Me sorprende su capacidad de "utilizar las palabras" para "arrimar el ascua a su sardina" independentista.

En la nación española, no hay otro "sujeto nacional" que no sea el español, porque España es la única nación como tal, por mas que se les diera a alguna de las regiones la denominación de "nacionalidades" para contentar la estupidez de aquellos españoles, que querían sentirse superiores y diferentes a los demás, sin serlo.

Aquellos polvos han traído estos lodos, y el PP y el Psoe, con sus ganas de conseguir el poder han comprado a base de prebendas económicas, aquellas concesiones literarias.

La culpa de la situación, no es de los españoles que reconocemos como Nación y Estado Único a España, sino de los "cantamañanas" que pretenden que pretenden vivir del cuento de una nacionalidad que nunca existió.

¿Cuantos pasaportes vascos o catalanes o gallegos o valencianos han visto ustedes a lo largo de la Historia de España?

Yo ninguno...por lo que no creo en "naciones inventadas"
Enviado el 20/10/2017    
 
Integrador.
Creíamos que la Transición tenía al menos el mérito de haber borrado la historia de España y no es así. Vuelve España y, como cada vez que vuelve, adelgaza y se debilita la democracia. Esta disyuntiva –España o democracia– es la verdadera “identidad” española que enhebra todas nuestras desdichas y todos nuestros marasmos. Nada me parece más triste estos días que la actitud de esos periodistas e intelectuales -cuya contribución podría haber sido decisiva estos años- que sólo se despiertan hoy para llamar democracia a la resurrección de España y alzar su voz, desde un cosmopolitismo con pasaporte español, contra los nacionalismos que amenazan el suyo. Los cientos de fascistas brazo en alto y con banderas preconstitucionales que han salido estos días a la calle han entendido muy bien lo que quiere decir “cosmopolitismo”, “democracia” y “antinacionalismo” integrador.
Enviado el 19/10/2017    
 
Anonimo.
En su fiesta nacional los ingleses celebran a un santo y los portugueses a un poeta; los franceses la caída del absolutismo y los italianos la liberación del fascismo y de la monarquía. La “anomalía española” se pone de manifiesto en el hecho de que España es el único país del mundo que identifica su “esencia” y su personalidad nacional con una conquista imperial. Nadie negará la relevancia de los viajes de Colón, matriz de la primera globalización, ni los cambios civilizacionales que generó, pero no deja de ser extraño -más allá incluso de los crímenes que acompañaron esa aventura- que los “españoles” busquen su raíz no en algo que se hicieron a sí mismos o con su propia arcilla sino sobre otros y contra otros y fuera de su territorio. La fundación de España siempre ha estado “fuera”; y de lo que se ha tratado una y otra vez es de configurar un exterior lo suficientemente interno como para considerarlo “nuestro”. “Nuestro” es lo que no tenemos, lo que nos han quitado; y el vacío.
Enviado el 19/10/2017    
 
Vigorhumus
Pues claro que hay que cambiar la Constitución. O cambian el artículo donde dice que todos los españoles somos iguales o les quitan los fueros a los vascos y navarros así como los privilegios a los catalanes.
Arreglado este asunto y ya puestos, podrían quitar también las autonomías que son un pozo sin fondo y nos están dejando secos.
Un saludo
Enviado el 18/10/2017    
 
miguel bataller
A Vigorhumus
Ha expresado usted lo que yo pienso, mejor de lo que lo hubiera podido expresar yo mismo.

Por eso dejo entrever lo que se debe de modificar en caso de ir a cambios constitucionales, porque si lo que se pretende es abordar otros cambios y dejar estos puntos como están, habremos hecho "de la tarta un pan" es decir habremos devaluado la calidad de nuestra Constitución.
Enviado el 19/10/2017    
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil