Dissabte 21 de Abril de 2018

-Comparaciones odiosas :: En busca de la verdad :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
En busca de la verdad
En busca de la verdad
Por María José Antich

Comparaciones odiosas

08/11/2014
1 comentario
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

La corrupción se ha extendido no solo al plano de la política sino también al ámbito del espectáculo, el famoseo y la alta sociedad.

Es bien sabido por todos que Isabel Pantoja tiene los días contados para entrar en prisión por blanqueo de capitales.

No vale ser famosa, tener seguidores y ganarse la vida cantando, pues la justicia es y deber ser igual para todos, al fin y al cabo no deja de ser una ciudadana como cualquiera de nosotros.

El problema viene cuando se compara su caso con el de la Infanta Cristina. Los jueces discrepaban sobre este tema, ya que algunos querían que doña Cristina siguiera imputada, mientras que otros buscaban su desimputación.

Se le acusaba de blanqueo y delito fiscal, pero según la decisión de la Audiencia de Palma, se mantiene su imputación sobre dos delitos fiscales y se la desimputa por blanqueo de capitales – que es el delito más grave-, por lo que solamente deberá acarrear con una multa.

Además la infanta podría beneficiarse de la Doctrina Botín, lo que significa que no se sentará en el banquillo si lo pide solo una acusación popular, en este caso Manos Limpias. Si Hacienda no acusa, ni la Abogacía del Estado en su representación ni el fiscal, doña Cristina podría evitar el juicio.

No se ha favorecido tanto a Ana María Tejeido, mujer de Diego Torres, y a la que se le ha desestimado el recurso presentado por lo que sigue imputada por todos los delitos desde 2011, condición que jamás perdió.

Razones tiene también Isabel Pantoja para estar enfadada. Cierto es que los casos no se pueden comparar, pero si nos metemos en comparaciones, y desde mi más humilde respeto, tampoco se pueden comparar los estudios recibidos de una y la otra. Entiendo que la infanta ha ido a los mejores colegios y universidades, condición que a mi parecer la hace una persona competente y difícil de engañar, aunque como dicen algunos el amor a veces es ciego pero no es excusa para cumplir con la justicia.

A diferencia de la Pantoja la infanta tiene más motivos de celebración, pues se ha cubierto un tupido velo en su caso. De todas maneras si alguien alguna vez le pregunta siempre podrá alegar “no lo sé, no lo recuerdo, lo desconozco”.

  • Currently 2.93/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 2.9/5

 
Vigorhumus
Que me lo expliquen, porfa...
No entiendo de leyes pero en pagar impuestos entiendo mucho. Demasiado diría yo después de ganar dos pleitos a la Agencia Tributaria por no dejar que me crujan con cargos ilegales según el Tribunal Supremo, que por cierto, después de 3 años, aún no me han devuelto. Dicho esto, reflexionando sobre su artículo he llegado a la conclusión que si yo cometiera un delito fiscal, que para mí significa pagar menos impuestos de los debidos, la diferencia entre lo que debía pagar y lo que realmente he pagado se queda en algún lado, bien sea en mi bolsillo o en una cuenta discreta. En cualquier caso me imagino que algún día ese dinero escondido saldrá a la luz, me lo gastaré y en ese momento estaré blanqueando ese importe.
A mi parecer no puede haber delito fiscal sin blanqueo de capitales. Claro que como no entiendo de leyes quizás esté equivocado. .
La justicia tiene el "don" de hacerme sentir cada día mas gilip....
Enviado el 12/11/2014    

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Avís Legal | Publicitat | Correu

 
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil