Diumenge 19 de Novembre de 2017

-La solidaridad. II parte. La privatización de la solidaridad :: El Barrejat :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
El Barrejat
El Barrejat
Por Aarón Cano

La solidaridad. II parte. La privatización de la solidaridad

05/01/2015
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Leyendo el título de esta segunda parte sobre la Solidaridad algunas personas pueden pensar que me estoy expresando incorrectamente cuando titulo la privatización de la Solidaridad.

Los derechos solidarios son calificados como “derechos de tercera generación”, es decir, una vez establecidos con las mayores garantías los derechos de Libertad e Igualdad esta sociedad se encaminó a desarrollar los de Fraternidad, en definitiva, una evolución en el Estado del Bienestar, especialmente a través de la cooperación internacional y la potenciación de las políticas de Bienestar Social. En conclusión avanzar en los derechos ciudadanos en todo lo que se refería en mejorar la vida del prójimo.
Pero los gobiernos del PP, con la coartada de la crisis, han frenado en seco esta evolución, es más han puesto la marcha atrás.

Las legislaturas del gobierno de Rodríguez Zapatero proporcionaron avances muy importantes en materia de derechos (aborto, dependencia, matrimonio igualitario, cooperación) pero esto fue puesto en entredicho desde el minuto 1 por el gobierno del PP.

El aborto y el matrimonio igualitario no han sido reformados simplemente porque los cálculos electorales del PP no aconsejaban la reforma, pero en el caso de la ley de dependencia o la cooperación internacional para el desarrollo, entre otras, el recorte ha sido brutal e inhumano. Así pues, da igual que hablemos de gobierno central o autonómico, allá donde gobierna el PP éstas no son más que meras partidas presupuestarias que se tienen que recortar.

La crisis nos ha mostrado con terrible crudeza que no éramos ni tan libres, ni tan iguales como creíamos, es más nos ha procurado niveles de desigualdad insospechados, y a pesar de todo esto las políticas solidarias (de fraternidad) no solo se han visto frenadas sino que han sido apartadas, todo bajo un falso criterio economicista.

Así ante el abandono de las políticas de Solidaridad, las ONG que bajo el auspicio de los diferentes gobiernos desarrollabandiferentes programas y/o proyectos de cooperación, dependencia, integración, lucha contra la exclusión social, etcétera, han tenido que buscar nuevos financiadores para no abandonar aquellas acciones que venían desarrollando y que la sociedad por otro lado demanda con urgencia.

Así es como hemos llegado a la privatización de la Solidaridad, con el abandono de la acción política por parte de sus responsables y alentando la cada vez más importante financiación privada de los proyectos desarrollados por las ONG’s.

Tras la financiación de cualquier tipo de proyecto, siempre hay un interés y debemos entender que tras la financiación de empresas a proyectos solidarios, se muestra el propio interés de esa empresa.

La planificación, la evaluación, la justificación económica de los proyectos, y el sometimiento obligado a las leyes aprobadas por los diferentes parlamentos, congresos y plenos es donde se encuentran las garantías necesarias para conseguir una mayor eficiencia de estas acciones en su lucha contra la desigualdad y esto con la privatización de la Solidaridad se ha perdido.

Así que al igual que, la privatización de la Sanidad es rechazada por la mayoría de la población con la Solidaridad debería pasar lo mismo.

 

  • Currently 2.64/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 2.6/5

Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil