Dissabte 21 de Abril de 2018

-Evolución histórica de la otoplastia :: Arte en la estética :: elperiodic.com

Versió Clàsica
Edició
Arte en la estética
Arte en la estética
Por Julio Terrén

Evolución histórica de la otoplastia

02/06/2016
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar

Las orejas prominentes o en forma de “soplillo” son una malformación congénita que se forma cuando el bebé está desarrollándose en el útero materno. El crecimiento de esta zona de la oreja se produce en el mismo momento en el que se están formando el resto de órganos importantes del cuerpo humano. Se trata de una deformidad estética que puede tener un efecto emocional negativo en el niño, hasta el punto de afectar su conducta y su forma de relacionarse con los demás.

Las orejas en forma de “soplillo” se producen por la ausencia o deficiencia de un pliegue llamado antehelix, que provoca que el pabellón auricular parezca plano, o por un exceso de la concha, la zona cóncava que va desde el pabellón hasta el conducto auditivo externo, que provoca que la oreja se vea despegada.

Historia de la otoplastia
A lo largo de los años se han ido desarrollando diferentes técnicas para solucionar el problema. Los orígenes de la otoplastia o cirugía de las orejas se remontan a los escritos del médico y cirujano indio Sushruta en el siglo V antes de Cristo. En el "Sushruta Samhita", escrito en sánscrito, se describe el uso de colgajos locales para reparar las orejas mutiladas de los esclavos como consecuencia de los castigos por adulterio o como forma de marcarlos y diferenciarlos. También existen registros del médico chino Huá Tuó (siglo II), famoso durante la dinastía Han y la era de los Tres Reinos, en los que describe técnicas quirúrgicas para reparar lesiones traumáticas en las orejas. En el siglo XVI hay que destacar la figura del médico, cirujano y profesor de anatomía italiano Gaspare Tagliacozzi, considerado como uno de los pioneros en el campo de la cirugía plástica y reconstructiva. En su tratado "De Curtorum Chirurgia per Insitionem", enfocado mayormente a técnicas de rinoplastia, dedica una sección a describir técnicas de reconstrucción de la mitad superior e inferior de la oreja empleando colgajos locales.

Es en 1845 cuando el cirujano Ernst Dieffenbach describe la corrección de una deformidad auricular postraumática mediante la retirada de una elipse de piel retroauricular con el objetivo de reubicar hacia atrás toda la oreja. Pero no fue hasta 1881 cuando Edward Talbot Ely describió por primera vez la otoplastia estética. Se trataba de una técnica cuyo objetivo era reducir la prominencia de la oreja mediante una escisión de piel y cartílago de la cavidad de la concha. A lo largo de la década de 1890, se desarrollaron numerosas técnicas de escisión de piel y cartílago, dirigidas a la reducción de cicatrices perceptibles. Estos procedimientos avanzaron aún más durante las dos primeras décadas del siglo XX de la mano de Morestin. La remodelación del cartílago que da forma a las orejas permite actuar sobre cualquier clase de malformación. Para ello se realiza una incisión detrás de las oreja, se elimina el exceso de piel y luego se modifica el cartílago tallándolo mediante pequeños cortes superficiales hasta adoptar la forma que se desea; las cicatrices quedan ocultas en la parte posterior.

En 1910, Luckett, concluyó que la causa de las orejas en forma de soplillo se debía a la ausencia de antehélix. Converse (1956) perfeccionó el modelado del antehélix de Luckett mediante la realización de incisiones craneocaudales en el cartílago y el adelgazamiento del mismo siguiendo el recorrido que se supone que debería llevar el antehélix. En los años 70 destaca la técnica Mustarde, un tratamiento poco invasivo que modifica el ángulo de proyección entre el pabellón auricular y la cabeza manteniendo el cartílago intacto.

En los años siguientes las técnicas de modificación del cartílago, más agresivas, pero con menos recidivas, han mejorado los resultados de la otoplastia.

Los cirujanos plásticos no deben adoptar una única técnica y realizarla en todos los pacientes por igual. Se debe estudiar y analizar en profundidad cada caso, y los problemas que presenta cada oreja a intervenir, modificando las distintas técnicas según las necesidades hasta conseguir el resultado deseado.

EarFold: otoplastia sin cirugía
En los últimos años la cirugía está encaminándose hacia la búsqueda de técnicas sencillas, mínimamente invasivas y de rápida recuperación. Fruto de esta nueva corriente llega a España Earfold, un tratamiento que permite solucionar las orejas en forma de soplillo u orejas prominentes sin necesidad de realizar una cirugía invasiva.

Un tratamiento indicado para adultos y niños de más de 7 años que se realiza en menos de 20 minutos bajo anestesia local. El implante, compuesto por aleación metálica de nitinol (níquel y titanio) recubierto de oro de 24 quilates totalmente biocompatible, se coloca debajo de la piel a través de una incisión de menos de 1 centímetro. Una vez colocado, el implante aprieta el cartílago de la oreja permitiendo que adopte la forma predefinida.

Julio Terrén Ruiz
Cirujano Plástico de la SCPRECV (Sociedad de Cirugía Plástica de la Comunidad Valenciana)


  • Currently 3.17/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 3.2/5


RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Avís Legal | Publicitat | Correu

 
Actualmente está en la versión en Valenciano de "elperiodic.com".
Si desea cambiar a la versión en Castellano, puede hacerlo pulsando en la bandera.

Actualment està en la versió en valencià de "elperiodic.com".
Si desitja canviar a la versió en Castellà, pot fer-ho fent click a la bandera.



No mostrar de nuevo este mensaje
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Si continua navegando estará aceptando su uso.
OK
Versión Móvil