-Crítica a "El enigma del cuervo (The Raven) (2012)" :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Martes 21 de octubre de 2014 |
google
elperiodic.com
Edición Comunidad Valenciana
Cultura y Espectáculos

Crítica a "El enigma del cuervo (The Raven) (2012)"

27/07/2012 | Abrahán Guirao Abrahán Guirao  @Calde_Vila twitter de Abrahán Guirao  
recomendar
imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
ver en PDF
• Un enigma que no engancha y facilmente olvidable

DIRECCIÓN / PAÍS /AÑO:

James McTeigue / Estados Unidos (2012)

REPARTO:

John Cusack, Alice Eve, Luke Evans, Brendan Gleeson, Kevin McNally, Pam Ferris, Oliver Jackson-Cohen, Dave Legeno, Brendan Coyle, Sergej Trifunovic, Sam Hazeldine, Ian Virgo, Ana Sofrenovic

SINOPSIS:

Trata de los últimos días de la vida de Edgar Allan Poe. El escritor colabora en la búsqueda de un asesino cuyos crímenes se inspiran en sus obras. La muerte de Poe siempre ha estado envuelta en el misterio: fue encontrado en las calles de Baltimore, en un estado deplorable, vistiendo la ropa de otra persona, y repetía el nombre de Reynols, un explorador polar protagonista de sus novelas. Poco después, murió en el hospital sin llegar a explicar lo que le había sucedido. Sus últimas palabras fueron, ¡Que Dios ayude a mi pobre alma!

CRÍTICA:

James McTeigue parece haber ido a menos en las películas (pocas de momento) que hizo tras su magnífica ópera prima V de Vendetta. En esta ocasión nos narra los últimos días de la vida de Edgar Allan Poe.

Pocas películas llegan de la industria hollywoodiense en lo que respecta al género de los asesinos en serie. Tras el boom de finales del siglo pasado, parece que poco a poco ha quedado relegado a cintas de serie B, centrados más en pandillas de amigos donde uno es el asesino que va matando a los demás y no en un asesino imponente con una interesante investigación detrás. Por ello, muchos esperábamos el estreno de esta que nos ocupa y cuyo visionado deja bastante frío.

La película no es mala pero no tiene nada en especial. Un visionado que no va más allá de un ligero entretenimiento sin muchos factores a destacar. Las actuaciones son simplemente correctas, con un John Cusack voluntarioso, tanto que quizá en varios momentos cae en la sobreactuación.

Desde el inicio ya sabes que muere porque es lo primero que te dicen, por lo que te queda el factor de interesante en la investigación o el misterio del asesino. Salvo algún momento a lo "aventura gráfica" de videojuego, dejando pistas que hay que seguir como migas de pan (y que tampoco demuestran un gran ingenio) la trama no engancha y te da bastante igual lo que le pase a la pobre secuestrada. Lo mismo para un asesino que no te tiene con la intriga de saber quién será y cuando lo descubres, tampoco te importa en demasía.

No se si la interpretación del personaje ha hecho revolverse a Poe en su tumba o no porque lo desconozco a él y a su obra pero estamos ante un film totalmente prescindible y rapidamente olvidable.

Nota: 4'8

Comparta este artículo
  • Currently 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 0.0/5
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Opinión
20/10/2014 - Picos Pardos
La Sanidad en venta
21/10/2014 - Perdone que no me levante
¿Exceso de celo o falta de empatía?
12/10/2014 - Chuzos de Punta
Amparo Marco: Primarias en Castellón
17/10/2014 - En busca de la verdad
Jugando a los espías
14/10/2014 - El Puntero
Y el Vaticano se negó
17/10/2014 - El mirador de l’Alcora
Una oportunidad para l’Alcora
Más noticias de hoy en la Comunitat Valenciana
Humor
Ditalulling

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Aviso legal | Publicidad | Correo