Martes 19 de Junio de 2018

El Peset centra su atención en el diagnóstico y tratamiento de las infecciones de columna

Versión Clásica
Edición Comunidad Valenciana
Sanidad y Salud -  general
27/10/2011 | elperiodic.com  
En los últimos cuatro años, este centro ha intervenido a 67 pacientes por una infección raquídea
 

El Peset centra su atención en el diagnóstico y tratamiento de las infecciones de columna

imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
ver en PDF
• Una infección no tratada puede provocar deformidad significativa de la columna y déficit neurológico grave como paraplejia o tetraplejia
• El tratamiento mediante identificación del germen, terapia con antibióticos y uso de dispositivos ortopédicos es suficiente en el 75% de los casos
La Unidad de Columna del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Doctor Peset y los servicios de Microbiología y Medicina Interna de este centro sanitario valenciano, han organizado hoy una jornada científica multidisciplinaria sobre infecciones de columna vertebral que ha reunido a expertos de toda la Comunitat Valenciana.

En esta jornada se han abordado los tres puntos clave en el abordaje de las infecciones raquídeas, como son las características de los gérmenes responsables de la infección, el tratamiento médico adecuado y el planteamiento quirúrgico de las infecciones cuando sea necesario. Asimismo, se han presentado diversos casos clínicos de seis hospitales valencianos: Consorcio Hospital General Universitario de Valencia, Hospital Universitario y Politécnico La Fe, Hospital Clínico Universitario de Valencia, Hospital General de Castellón, Hospital General Universitario de Alicante y Hospital Universitario Doctor Peset.

Tal y como ha señalado uno de los directores de la jornada, el doctor Antonio Martín, traumatólogo del Hospital Universitario Doctor Peset, “en los últimos años las infecciones raquídeas han experimentado un ligero aumento debido al envejecimiento de la población, al aumento de los pacientes inmunocomprometidos (SIDA, postrasplantados) y al aumento de las cirugías vertebrales realizadas. Además, el incremento de la incidencia de la Tuberculosis en grupos como inmigrantes, vagabundos, alcohólicos, drogadictos y personas con SIDA, también ha contribuido al aumento de las infecciones de columna”.

La detección temprana de estas infecciones, su correcto diagnóstico (diferenciándolas de otras enfermedades inflamatorias y de los tumores) y su tratamiento por equipos multidisciplinares son fundamentales. De hecho, una infección raquídea no tratada puede provocar en su evolución una deformidad significativa de la columna y déficit neurológico grave, particularmente paraplejia o tetraplejia.

67 pacientes intervenidos

El tratamiento habitual de las infecciones de columna vertebral es médico y consiste en la inmovilización mediante reposo inicial y ortesis (uso de dispositivos ortopédicos) en su fase aguda, y deambulación temprana y terapia con antibióticos intravenosos y orales, después. El antibiótico y la duración del tratamiento dependerán del germen que haya causada la infección. En la mayoría de los casos (alrededor del 75%), el tratamiento mediante identificación del germen, antibioticoterapia y ortesis es suficiente para que desaparezca el dolor y se recupere el proceso inflamatorio.

Sin embargo, en un pequeño porcentaje de los casos, el tratamiento quirúrgico es necesario para ayudar a establecer el diagnóstico clínico y bacteriológico (biopsia para identificar el microorganismo que causa la infección), prevenir o corregir las deformidades y el deterioro neurológico, aliviar el dolor que no remite, estabilizar la columna, erradicar la infección y prevenir las recaídas.

“Las técnicas quirúrgicas que se utilizan para el abordaje de las infecciones raquídeas son muchas y dependen del tipo de infección y de su localización. Pero el objetivo es siempre el mismo, el desbridamiento amplio con eliminación de los tejidos necróticos para facilitar un flujo sanguíneo adecuado y mantener o restaurar la estabilidad vertebral”, ha apuntado el doctor Martín.

La Unidad de Columna del Hospital Universitario Doctor Peset es, desde su creación en 2008, unidad de referencia en patología de columna para toda la Comunitat Valenciana. Por ello recibe pacientes de otros departamentos de salud e, incluso, de otras comunidades autónomas. Esto ha hecho que en los últimos cuatro años un total de 67 pacientes hayan confiado en esta unidad para ser intervenidos quirúrgicamente para tratar la infección raquídea que padecían.

La edad media de los pacientes intervenidos debido a infecciones espinales en el Hospital Universitario Doctor Peset se sitúa en los 59,7 años (dentro de un rango que va desde los 26 hasta los 91 años). El 58,2% de los intervenidos son hombres, frente al 41,8% de mujeres. De los 67 casos tratados, 36 se debían a una infección postquirúrgica, ya que actualmente, estas infecciones son una de las complicaciones más importantes de la cirugía de columna.

Las infecciones tenían en un 74% de los casos a una bacteria (infección piógena) como germen causante, en un 22% era una micobacteria o una espiroqueta (infección granulomatosa) y en un 4% se trataba de infecciones fúngicas.

Causas y síntomas

Las infecciones de columna vertebral pueden provenir de diversas fuentes, tales como infecciones del tracto urinario, pulmonares, pelvianas, cutáneas, inyecciones intravenosas con agujas contaminadas, etc. Factores como la diabetes, la insuficiencia renal crónica, la inmunodepresión, el envejecimiento, el tabaquismo, la drogadicción, el alcoholismo o la obesidad mórbida, predisponen a la aparición de este tipo de infecciones que pueden llegar a la columna a través de la sangre o por inoculación directa.

“Hay una gran multitud de microorganismos que afectan a los cuerpos vertebrales, los discos intervertebrales, el canal medular o las partes óseas de la columna y que pueden causar una infección. El Staphylococcus aureus es el más común, pero hay otros muchos. De ahí que la colaboración con Microbiología sea fundamental para identificar el germen e iniciar el tratamiento. En la última década ha aumentado la importancia de las infecciones de columna debidas a tuberculosis diseminadas. De hecho, la afectación vertebral de la tuberculosis es la causa más frecuente de paraplejia no traumática en los países en desarrollo”, ha asegurado el doctor Martín.

El conocimiento de las causas y de las puertas de entrada de la infección es esencial no sólo para evitar consecuencias graves de este tipo de infecciones, sino para mejorar la calidad de vida del paciente y aliviar síntomas como el dolor persistente, la debilidad muscular, la dificultad a la marcha, las alteraciones sensitivas y el deterioro neurológico.

Comparta este artículo
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Con el soporte de:
GV Conselleria Educació

RSS elperiodic.com Comunidad Valenciana
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Amb la col·laboració de la Consellería d'Educació, Investigació, Cultura i Esport. Generalitat Valenciana.

Aviso Legal | Política de Cookies | Publicidad | Correo

 
Versión Móvil