-Gandia ilumina el Castell de Bairén recuperando así uno de sus emblemas históricos más reconocidos :: elperiodic.com

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.
Acepto     Más información
rss facebook twitter Canal elperiodic.com youtube  lasprovincias.es
Sábado 20 de diciembre de 2014 |
google
elperiodic.com
Edición Gandia
Sociedad

Gandia ilumina el Castell de Bairén recuperando así uno de sus emblemas históricos más reconocidos

27/07/2012 | elperiodic.com  
recomendar
imprimir
a mis favoritos
disminuir letra
aumentar letra
comentar
ver en PDF
• Se han instalado 18 proyectores leds que ha subvencionado la Diputación de Valencia y que permiten ver la fortificación desde varios kilómetros
• En agosto se cumplen 773 años de la rendición ante las tropas de Jaume I y la liberación de los castillos de alrededor

Desde anoche el que fuera testigo y memoria de nuestro pasado, escenario de batallas y de momentos históricos, el conocido como Castell de Bairén se alza totalmente iluminado sobre la montaña vigía surcando el cielo de la Safor, recuperando así su nombre y su estatus. Era una deuda pendiente de la ciudad, señaló anoche el alcalde de Gandia, Arturo Torró, quien pretende con ello “devolverle el esplendor al Castell de Bairén que estaba olvidado y apartado, cuando ha sido un punto estratégico en su época. Con ello pretendemos que la gente lo conozca, lo identifique con Gandia”.

La iniciativa, según el propio alcalde, se ha llevado discretamente por si no fraguaba en su totalidad y “gracias a la Diputación y a su presidente, Alfonso Rus, la ciudad ahora puede presumir de uno de sus emblemas históricos más reconocidos” y destacó que se han instalado un total de 18 proyectores de leds de 20 watios cada uno cuyo coste corrido a cargo de la Diputación de València. Para la primera autoridad local, con esta nueva imagen iluminada, el castillo se podrá divisar desde la autopista AP-7 o desde Tavernes, siendo así un emblema y punto de referencia de Gandia como lo son los castillos de Xàtiva, Dénia, o Cullera.

El Castell de Bairén, ha recordado el alcalde de Gandia, forma parte de la historia de los gandienses y de todos los valencianos dado que, en el Llibre dels Fets del rey Jaume I se cita que sus tropas “entraron en la Vall de Bairén, donde estaba el castillo y hablaron con su alcaide y con los de Villalonga, de Borró, de Vilella y de Palma, que eran castillos de roca grandes y fuertes, lo que nos da una idea de la joya que tenemos los gandienses y de la cual también tenemos que presumir, no sólo de la playa sino también de nuestra historia”.

El alcalde de Gandia ha recordado que el Castell de Bairén fue conquistado temporalmente por las tropas de Pere I d’Aragó y Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid, en la Batalla de Bairén de 1097, regresando de nuevo años más tarde a manos de los sarracenos. Y fue en agosto de 1239, justo cuando van a cumplirse 773 años, cuando el rey Jaume I pactó su rendición y la liberación inmediata de los castillos de los alrededores sin verter ninguna gota de sangre.

El propio Arturo Torró destacó ayer, en el acto de iluminación del Castell de Bairén, que la fortificación era la más importante de la comarca tanto por su privilegiada situación estratégica como por los acontecimientos que allí acaecieron. Desde sus murallas se domina el mar y la montaña desde una amplia franja costera que va desde más allá de Cullera hasta los límites con Dénia. Construido en una superficie que no llega a las diez hectáreas, posee tres zonas amuralladas bien diferenciadas entre sí, siendo lo más conocido por los gandienses tanto la puerta de medio punto como el aljibe de su interior.

Muchos de los gandienses, recordó anoche el alcalde de Gandia, llaman a este castillo como el Castell de Sant Joan, o la carretera N-332 a su paso toma el nombre de “les curves de Sant Joan, y eso se debe a que entre los siglos XV y XVI adoptó el nombre de Sant Joan porque en el interior del Castell de Bairén se construyó una ermita con funciones religiosas y de vigilancia costera. La ermita, según la historia, fue trasladada a finales del siglo XVIII a la iglesia del Raval de Gandia, y todavía hoy mantiene este doble nombre de Bairén y Sant Joan.

El Castell de Bairén fue adquirido por el Ayuntamiento de Gandia a finales del siglo pasado, fue objeto de restauración pero en la última década ha quedado totalmente abandonado y con esta actuación “el Gobierno de Gandia pone en valor un patrimonio de los gandienses que debe protegerse y cuidarse”.

Por último, el alcalde de la ciudad, destacó que “desde anoche, miles de gandienses, saforencs y turistas alzarán la mirada a quien ha sido testigo de nuestros antepasados, una forma de poner en valor y devolver su historia al castillo que dio nombre a la Huerta de Gandia”.

Comparta este artículo
  • Currently 0.00/5
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Puntuación: 0.0/5
No hay comentarios en el artículo

Si deseas registrar tu nombre e imagen en los comentarios haz
click aquí
Más noticias de hoy en la Provincia de Valencia

RSS elperiodic.com Gandia
Facebook elperiodic.comTwitter elperiodic.com
Aviso legal | Publicidad | Correo